El tercer mayor fabricante mundial de sombreros TONAK celebra 385 años

Foto: Zdeňka Kuchyňová

La empresas checa TONAK es el tercer mayor fabricante de sombreros a nivel mundial. La firma, que lanza desde los tocados de lujo modernos hasta las boinas militares, celebra 385 cumpleaños.

Foto: Zdeňka Kuchyňová
TONAK, un acrónimo de las palabras ‘Fábrica de Sombreros’ (TOvárna NA Klobouky), abrió recientemente una nueva tienda en el centro de Praga, cerca de la Plaza de la Ciudad Vieja.

El nuevo comercio se especializa en productos de lujo: los precios de sombreros de fieltro oscilan ahí entre 60 y 110 euros, mientras que un sombrero de hongo o de copa sale a unos 150 euros.

La empresa fundada en 1799 en la ciudad de Nový Jičín pronto se impuso en los mercados internacionales convirtiéndose con el tiempo en uno de los mayores fabricantes de sombreros a nivel mundial. La compañía pertenece al grupo holandés Stark, dueño también de otra renombrada firma checa, Fezko Strakonice, que se hizo famosa por la producción del fez tradicional y de boinas y gorras de punto.

La mayoría de los famosos Stetson se fabrican en Chequia

TONAK fabrica, entre otros, los famosos Stetson. “Al comprar hoy un sombrero de esa marca, existe una probabilidad del 80% que fue fabricado en Nový Jičín”, indicó uno de los codueños de la fábrica, Jan Vrba en el servidor idnes.cz.

La firma, con ingresos anuales de más de 16 millones de euros, exporta sus sombreros de fieltro bajo la marca Tonak o Hückel (el nombre del fundador) a Europa, Estados Unidos, Japón e Israel, y envía feces a África. Mientras que en la República Checa abastece con sus boinas al Ejército, la Policía y los empleados del servicio penitenciario, entre otros.

Aun así la empresa, que emplea a más de 750 personas, está sufriendo hoy escasez de sombrereros. En los próximos dos años necesitará contratar a unos 25 empleados nuevos para el manejo de las máquinas especializadas, según adelantó.