El Sparta sucumbe en el infierno griego

Foto: ČTK

En el infierno verde del Estadio Olímpico de Atenas, el Sparta de Praga desperdició la gran oportunidad que tenía de seguir avanzando en la fase previa de la Liga de Campeones. El equipo capitalino perdió 0-3 ante el Panathinaikos, la bestia negra del fútbol checo.

El portero del Sparta, Jaromír Blažek, foto: ČTK
Por segunda vez consecutiva, el Panathinaikos eliminó al Sparta de Praga en la fase previa de la Liga de Campeones. Y esta vez dio vuelta un marcador que parecía insuperable: el 3-1 que le había endosado en casa el equipo checo, la semana pasada.

Jugando en Atenas, con el apoyo constante de 50 mil espectadores, la marea verde, el Panathinaikos ganó 3-0 y avanzó a la siguiente ronda preliminar del principal torneo europeo de clubes.

La prensa griega especulaba antes del encuentro con una reedición de los antiguos duelos entre Atenas y Esparta. Pero el equipo checo no fue un rival de categoría. Los hombres de Jozef Chovanec parecían espectadores de un drama que ya estaba preescrito por los dioses griegos y no hicieron nada para luchar contra ese destino.

El portero del Sparta, Jaromír Blažek, tuvo una noche para olvidar. En el primer gol, un centro al área, salió a cazar moscas. Y en el tercero, en el último minuto de juego, dejó que el atacante griego Salpingidis le robara el balón de las manos para marcar a placer.

Blažek, quien reclamó falta en ese gol, reconoció la indudable superioridad del rival.

Sparta - Panathinaikos, foto: ČTK
“Ellos han hecho el juego que han querido durante todo el partido. Cuando querían presionar presionaban, cuando no, no… Han jugado a placer durante todo el encuentro y no pudimos hacer nada para impedirlo”.

Cuando el encuentro estaba 2-0 a favor del Panathinaikos, en el minuto 87, el atacante Luboš Kalouda estuvo a punto de acortar distancias, pero falló solo ante el portero rival. El jugador checo reconoció que les faltó precisión para marcar. “Creo que hemos jugado bien durante el primer tiempo, hasta el primer gol, con el que tuvimos que irnos al vestuario. Eso fue un jarro de agua fría. Luego en el minuto nueve de la segunda parte nos metieron otro. Solo necesitábamos marcar una vez para pasar. Pero no hemos aprovechado las oportunidades que tuvimos”.

Inmediatamente después de la impericia de Kalouda llegó el tercer gol griego. De esta manera, el Sparta dejó escapar una oportunidad de oro de clasificar al millonario torneo continental. Ahora tendrá que conformarse con las eliminatorias de la nueva UEFA Europa League, que reemplaza a la Copa de la UEFA.

Sin embargo, no todo está perdido para el fútbol checo. El Slavia enfrenta este miércoles en Praga al Sheriff moldavo. De ganar por cualquier marcador, avanzaría a la siguiente ronda de la Liga de Campeones.

palabra clave:
audio