El Senado deliberará sobre la supuesta alta traición del presidente

Václav Klaus, foto: Archivo del Gobierno checo

Un grupo de 27 senadores firmaron la propuesta de presentar un recurso constitucional contra el presidente checo, Václav Klaus. Los legisladores denuncian al mandatario saliente por alta traición debido a la amplia amnistía, declarada por Klaus el 1 de enero, que dejó en libertad a miles de reclusos.

Václav Klaus,  foto: Archivo del Gobierno checo
Unos siete mil reclusos fueron puestos en libertad gracias a la amnistía declarada por el presidente, Václav Klaus, con motivo del vigésimo aniversario de la partición de Checoslovaquia.

El indulto presidencial, además de dejar en libertad a unos 7.000 presos comunes, paralizó 19 casos de corrupción que han causado al Estado daños financieros por valor de 240 millones de euros. La amnistía provocó de hecho una ola de indignación en gran parte de la población y la crítica de numerosos políticos.

Un grupo de senadores ha reunido este martes las 27 firmas necesarias para que la Cámara Alta del Parlamento delibere si el presidente no cometió el delito de alta traición al declarar el indulto.

En caso de aprobar el proyecto, el Senado se dirigiría al Tribunal Constitucional, dijo el senador Jiří Dienstbier.

Jiří Dienstbier,  foto: Filip Jandourek / ČRo
“Nuestro objetivo es que en el futuro estos asuntos estén más claros y que ni el presidente, ni otra institución, puedan infringir sus competencias determinadas por la Constitución”, señaló.

Václav Klaus, cuyo período de funciones expirará el próximo jueves y que se encuentra actualmente en una visita oficial en Eslovaquia, rechazó hacer cualquier comentario con respecto a la iniciativa senatorial.

El mandatario saliente cuenta con apoyo de numerosos políticos. El eurodiputado Jan Zahradil calificó el proyecto de injustificado.

“Los senadores tienen derecho de presentar el recurso. Pero no estoy de acuerdo con que lo hagan, porque creo que el presidente no ha llegado a cometer el acto material de la alta traición. Creo que este caso es motivado más bien políticamente”, indicó.

Por su parte, Miloš Zeman que reemplazará a Václav Klaus en la silla presidencial el 7 de marzo, indicó que la amnistía declarada por Klaus fue un error y en ningún caso una traición a la patria.

Foto: Filip Jandourek / ČRo
Sin embargo, los senadores indican que Klaus debería responsabilizarse, además, de otras infracciones contra la soberanía de la República. Le acusan, por ejemplo, de no ratificar algunos acuerdos internacionales aprobados por el Parlamento checo, como el Mecanismo Europeo de Estabilidad.

El Fondo Anticorrupción Checo entregó este martes al presidente del Senado, Milan Štěch, una petición firmada por 73.000 ciudadanos que piden que Václav Klaus sea juzgado por los tribunales.