El Partido Cívico Democrático insiste en la vigencia de los "Decretos de Benes"

Líder del Partido Cívico Democrático, Vaclav Klaus, foto: CTK

El oposicionista Partido Cívico Democrático exige que la vigencia de los "Decretos de Benes" sea estipulada en el acuerdo de ingreso de la República Checa a la Unión Europea.

Líder del Partido Cívico Democrático, Vaclav Klaus, foto: CTK
El Partido Cívico Democrático opina que en caso de que se anulen los "Decretos de Benes", sería necesario revisar todos los resultados de la Segunda Guerra Mundial.

La expulsión de la minoría alemana y húngara de la Checoslovaquia posbélica, decretada por el presidente, Edvard Benes fue consecuencia de la guerra desatada por Adolfo Hitler, advierten los cívico demócratas, recordando que la mayoría de los sudetoalemanes simpatizó con los nazis.

Por ello el líder del partido, Václav Klaus, clama que el acuerdo de ingreso a la Unión Europea incluya una cláusula que asegure que no se cuestionen la propiedad y el sistema jurídico vigente en la República Checa. El Partido Cívico Democrático reacciona así a las declaraciones del primer ministro húngaro, Viktor Orbán, que señaló este miércoles que los "Decretos de Benes" son contradictorios a las leyes comunitarias.

Cabe agregar que no se trata de una voz solitaria en Europa. En contra de los citados decretos, basados en la culpabilidad colectiva de todos los alemanes que vivieron en la Checoslovaquia de Entreguerras, se expresa buena parte del escenario político tanto de Alemania como de Austria.

De problemáticos los califica también la Comisión Europea. Su portavoz, Jean Christophe Fiori, subrayó además que los "Decretos de Benes" no figuran en la agenda de las negociaciones de ingreso.

"No es el problema cuya solución corresponda al Consejo de Ministros de la Unión", matizó Fiori, agregando que son la República Checa y los países adonde la minoría alemana fue expulsada, los que deben esforzarse por llegar a un compromiso mutuo al respecto.