El mausoleo de los Schwarzenberg, el lugar donde descansa una de las familias aristocráticas checas más poderosas

El mausoleo de los Schwarzenberg, foto: Pavel Bálek

Esta construcción neogótica se encuentra en el centro de un parque paisajístico inglés a orillas del estanque Svět de Třeboň. Junto al resto de monumentos históricos del patrimonio piscicultor de Třeboň, este panteón forma parte de su candidatura a la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.   

El mausoleo de los Schwarzenberg,  foto: Magda Kašubová

La construcción de un nuevo lugar para el descanso eterno de los Schwarzenberg fue iniciada en Třeboň por la princesa Eleonor, mujer de Juan Adolfo II de Schwazenberg, cuando por razones sanitarias dejó de ser conveniente el cementerio de la Iglesia de san Gil en Domanín. El proyecto del mausoleo fue encargado a Josef Schmidt y F. D. Deworetzský, quien más tarde se convertiría en el constructor del príncipe y coautor de la reconstrucción del castillo de Hluboká. La construcción neogótica de la tumba con forma de hexágono regular cubre el espacio de la capilla, dedicada al Mesías Divino.

El mausoleo de los Schwarzenberg,  foto: Jan Rosenauer,  ČRo

En el panteón fueron depositados con el paso de los años 27 miembros de la familia en ataúdes de cinc, incluida la princesa Eleonor, que murió en el año 1873 y no llegó a ver terminado el mausoleo. El último entierro en el panteón se produjo en 1939. Una vez al año, durante el Día de los Difuntos, se realiza en la capilla una misa fúnebre por la casa de los Schwarzenberg a la que asiste el príncipe Karel Schwarzenberg y otros miembros de la dinastía.

Los Schwarzenberg fueron los últimos propietarios del palacio de Třeboň

Palacio de Třeboň,  foto: Libor Sváček

Las primeras menciones al palacio proceden de 1374. El edificio, por desgracia, fue arrasado por un incendio en el siglo XVI tras el que fue reconstruido como un palacio renacentista clásico al estilo de la moda italiana. El mayor esplendor le llegó cuando fue elegido como su sede principal por el famoso Peter Vok de Rosenberg, que efectuó amplias modificaciones y construcciones. Tras su muerte el palacio fue a parar a manos de los Schwanberg. Cuando su patrimonio fue confiscado, este fue adquirido por los Schwarzenberg que también lo perdieron cuando fue nacionalizado por el Estado.

13
48.9939077724242
14.7656258658003
default
48.9939077724242
14.7656258658003