El informe policial remueve el ambiente preelectoral

r_2100x1400_radio_praha.png

Un informe presentado por el jefe del Departamento de Lucha contra el Crimen Organizado causó revuelo en las filas de la Socialdemocracia. Según el documento, el hampa ha penetrado en la administración pública. Entre los involucrados se encuentran el primer ministro y otros miembros del Gabinete.

Frantisek Bublan, ministro de Interior
Jan Kubice, jefe del Departamento de Lucha contra el Crimen Organizado compareció este lunes ante el Comité de Defensa y Seguridad del Parlamento. A los diputados presentes les ofreció documentos que indican la conexión entre el hampa y algunos representantes de la administración pública, incluyendo políticos socialdemócratas. Entre ellos el primer ministro, Jirí Paroubek, y el ministro de Interior, Frantisek Bublan.

"Me parece extraño que de un montón de informaciones no verificadas se hayan escogido sólo documentos relacionados con los politicos de la Socialdemocracia. Me parece más bien un encargo político", comentó el ministro de Interior, Frantisek Bublan.

Jan Kubice argumentó que la actuación de su Departamento se ve obstaculizada en sus indagaciones sobre el asesinato del empresario Frantisek Mrázek y casos de corrupción dentro de la administración pública en relación al negocio de los carburantes biológicos.

El primer ministro, Jirí Paroubek, no tardó en denominar los documentos como una serie de disparates y acusó al opositor Partido Cívico Democrático de tratar de influir los resultados de las elecciones.

Jan Kubice (Foto: CTK)
"Todo es gangsterismo político, alevosía y cobardía, esos son los términos que se me ocurren en referencia a esta última sucia jugada del Partido Cívico Democrático", declaró el primer ministro, Jirí Paroubek.

El opositor Partido Cívico Democrático rechazó las acusaciones del primer ministro Paroubek y las calificó de absurdas e insensatas.

"Esta situación representa la amenaza más grave de la estabilidad política y de seguridad de la nación desde el año 1989. Consideramos peligrosa la iniciativa común de los socialdemócratas y los comunistas de bloquear las investigaciones relacionadas con casos que involucran a la Socialdemocracia, manipular la opinión pública y acusar a quienes advierten sobre esas actividades".

El primer ministro Jiri Paroubek se reunirá con los fiscales a fin de comprobar la conexión entre la Policía y el Partido Cívico Democrático.

El caso inquietó al presidente checo, Václav Klaus, que no quiere intervenir en vísperas de las elecciones, sin embargo, desea que la investigación sea rápida e imparcial, y pide también información sobre el progreso de la investigación después de los comicios.