El grupo checo EPH continúa realizando compras

Foto: ČT24

Las últimas adquisiciones del grupo, que se describe a sí mismo como líder de energía en Europa Central, están centradas en Hungría, un mercado relativamente nuevo y problemático para las grandes empresas en los últimos años.

Foto: ČT24
El grupo de energía checo Energetický a Průmyslový Holding (EPH) continúa comprando acciones, esta vez en Hungría. Las diversas adquisiciones que está realizando la compañía invitan a pensar que el grupo checo quizá está esperando el momento en el que los intereses sean muy bajos.

EPH anunció que sus compras en Europa continuarán adelante este martes. Aunque EPH es dueño de 40 empresas en la República Checa, Eslovaquia, Alemania, Italia, Gran Bretaña y Polonia y es la mayor empresa de República Checa, Hungría siempre ha sido un lugar que ha dejado un poco de lado. El mercado húngaro ha perdido atractivo debido a las políticas del gobierno de Viktor Orban que ha impuesto diversas regulaciones e impuestos especiales. La empresa de energía alemana, RWE ha vendido la mitad de su aportación en la compañía distribuidora de gas de Budapest.

Planta en Eggborough, foto: Mr T, CC BY-SA 2.0
Las ganancias de la compañía se mantienen estables. Su mayor miedo es la situación en Rusia ya que una tubería que comparten con una empresa eslovaca, Eustream, pasa por Ucrania. EPH compró en enero siete plantas en Italia después de haberse hecho dos meses antes con una planta en Eggborough, Inglaterra.

Los últimos acuerdos con Hungría todavía tienen que ser revisados por las autoridades húngaras.