El fracaso en las elecciones senatoriales acentúa la crisis en el Partido Cívico Democrático

Mirek Topolánek, photo: CTK

La segunda vuelta de las elecciones senatoriales, celebrada este fin de semana, ha confirmado la derrota electoral del principal partido de la coalición gobernante, que pierde la mayoría en la cámara alta. El líder del partido y primer ministro, Mirek Topolánek, ha anunciado que pondrá su cargo a disposición del partido en el próximo congreso de diciembre.

Mirek Topolánek, photo: CTK
La debacle del gubernamental Partido Cívico Democrático ha continuado este fin de semana con la segunda vuelta de las elecciones senatoriales. El opositor Partido Socialdemócrata ha conseguido 23 senadores de los 27 que había en juego, una aplastante victoria que ha acentuado la fuerte crisis de liderazgo que vive el partido de Topolánek.

Tras una reunión celebrada este domingo, la cúpula del Partido Cívico Democrático emitió un comunicado oficial en el que se aprueban ciertos posicionamientos para hacer frente a la crisis. El comunicado lo hizo público el mismo Topolánek.

Pavel Bém (en el centro) y Petr Bendl (a la izquierda) Foto: CTK
“Primero: el congreso del partido se celebrará en la fecha prevista, y los líderes del partido pondrán su cargo a disposición de los militantes. Segundo: este proyecto de coalición gubernamental continuará. Tercero: el primer ministro iniciará conversaciones con la coalición gubernamental y los ministros del Partido Cívico Democrático pondrán su cargo a disposición del primer ministro”, declaró.

De esta manera, el primer ministro no abandonará el Gobierno pero admite un cambio de composición de su gabinete y sobre todo un posible relevo como líder de su partido en el próximo congreso, que se celebrará en diciembre.

Y es que la posición de Topolánek en el seno del Partido Cívico Democrático es especialmente delicada. El mismo presidente del país y presidente honorífico de la formación, Václav Klaus, lo responsabilizó del fracaso electoral y en la misma postura se encuentra el alcalde mayor de Praga, Pavel Bém, cuyo nombre se baraja como uno de los candidatos para desbancar a Topolánek.

Mirek Topolánek, photo: CTK
En el mismo sentido se ha expresado el gobernador de Bohemia Central, Petr Bendl, recientemente derrotado en las elecciones y destacado crítico contra el Primer Ministro.

“Esa parte de culpa existe de verdad. No me gustaría polemizar tanto, pero ahí está. ¿Y ahora qué? ¿Cómo solucionar esta situación? Hace falta un gran debate. El presidente tiene una opinión completamente legítima. Lo que tenemos que hacer ahora es buscar una solución dentro del partido”, afirmó.

En su comunicado, la cúpula del Partido Cívico Democrático reconoció la necesidad de una profunda reflexión a nivel personal, de comunicación y de contenido. Asimismo, decidió también apoyar la candidatura de Přemysl Sobotka como presidente del Senado y prohibió a los representantes regionales formar gobierno en coaliciones en las que participe el Partido Comunista.