El DVD es un asunto de jóvenes

0:00
/
0:00

Los ciudadanos de la República Checa manifiestan un interés cada vez mayor por el DVD, conocido también como "Disco Versátil Digital". A finales del año 2006, el 44 por ciento de los hogares checos poseía un equipo de DVD, registrándose una venta de más de un millón 500 mil discos DVD con grabaciones de películas.

Los ciudadanos de la República Checa manifiestan un interés cada vez mayor por el DVD, conocido también como "Disco Versátil Digital". A finales del año 2006, el 44 por ciento de los hogares checos poseía un equipo de DVD, registrándose una venta de más de un millón 500 mil discos DVD con grabaciones de películas. En especial la juventud opta frecuentemente por el DVD, en vez de ir al cine. Y es que ese nuevo fruto del desarrollo de la electrónica de consumo permite ver nuevas películas en casa, en compañía de amigos, en comodidad y según el ánimo momentáneo.

En esta A Toda Marcha compartieron su opinión sobre el DVD varios ciudadanos checos de distintas edades. Mientras que los jóvenes afirman que los equipos DVD son una maravilla, las personas de mayor edad no se muestran entusiasmadas. Lo confirman las palabras del señor Ladislav, jubilado de ochenta años de edad.

"Soy demasiado viejo ya para saber lo que es el DVD. La tecnología moderna sofisticada es para los jóvenes. Para mi generación, que vivió la Segunda Guerra Mundial, ir al cine una vez al año ya era algo muy especial. Y tener en casa un tocadiscos o un magnetófono, era casi algo como del otro mundo", dijo el señor Ladislav.

A diferencia de Ladislav, para Klára, alumna de secundaria, los tocadiscos son cosa del pasado lejano, mientras que los equipos de DVD "están muy de moda".

"Es mucho mejor ver una película en casa en DVD que ir a verla al cine. En primer lugar, las entradas al cine son cada vez más caras y además, en el DVD puedo escoger el idioma de doblaje de la película y, cuando tengo hambre u otras necesidades, puedo poner pausa y luego seguir viendo el filme más tarde, incluso al día siguiente".

Klára afirma ser gran amante de las películas y reconoce que, gracias al equipo DVD que le compraron sus padres, pide prestados nuevos discos DVD y se pasa horas viendo filmes de todo tipo.

"Me gustan casi todos los géneros, con excepción de las películas de horror y de suspense, porque ésas me dan miedo y sueño con ellas. Pero todo lo demás ...¡Vaya sí me interesa! De los filmes que más me han gustado quiero mencionar las dos primeras partes de la saga de Harry Potter. Las he visto mil y una veces y llegué hasta tal punto que ciertas partes de la película me las sabía de memoria. Le decía a mi mamá: "Escucha que ahora dirán tal y tal cosa" y era así, lógicamente. Yo me sentía importante por saber lo que iban a decir".

Al hablar del tema con Zdenek, un joven obrero del sur de Bohemia, éste admitió que el cine no le atrae. Prefiere ir a bailar o hablar con los amigos en casa.

"Y cuando a veces veo alguna película, es en la televisión, porque en casa no tenemos un equipo DVD. Lo cierto es que no lo necesitamos", afirma Zdenek.

Karolina, quien este año termina la secundaria, senala que tanto el cine como el DVD tienen sus puntos positivos.

"Ver una película en DVD es más cómodo, en el sentido de que uno puede hacerlo siempre que tiene ganas. También puede interrumpir el filme o saltarse ciertos pasajes que no le interesan. Por otra parte, ir al cine también tiene su encanto. La gran pantalla es sin duda mejor que una pantalla de televisión. Además, cuando voy al cine, me acompaña un grupo de amigos, con los que luego vamos a cenar y lo pasamos muy bien", recalca Karolina.

La mayoría de nuestros encuestados en esta A Toda Marcha señaló tener una positiva relación hacia las tecnologías modernas en general. En especial los jóvenes indicaron que ya no sabrían imaginarse su vida sin el ordenador, el correo electrónico, el skype, el teléfono móvil, el DVD, el CD y otros frutos de la era moderna.

Y ¿Qué opinan ustedes, amigos?