El desempleo en la República Checa se eleva hasta el 8,6%

Foto: David Castillo Dominici, FreeDigitalPhotos.net

La cifra de desempleados en la República Checa volvió a elevarse en enero hasta llegar a casi 630.000, un 8,6% de la población activa. Entre las causas que se apuntan destaca el fin de los trabajos estacionales y el desfase temporal del mercado de trabajo respecto a la recuperación económica.

Foto: Free Digital Photos
A pesar del invierno más suave de este año, y más propenso por tanto a la actividad económica, el desempleo se incrementó de nuevo en la República Checa. Más de 32.000 personas se quedaron sin trabajo y pasaron a engrosar la lista de desempleados de la Oficina de Empleo checa, que registra ya a más de 629.000 personas, un 8,6% de la población activa.

La tendencia es por tanto a una mayor destrucción de puestos de trabajo. El índice de desempleo se situaba en noviembre en el 7,7% y pasó en diciembre al 8,2%. La principal causa, según los expertos, es el fin de los trabajos estacionales y la conclusión de un buen número de contratos temporales.

Así pues, las señales de recuperación económica no se han reflejado en el empleo. De acuerdo con los economistas consultados por la agencia ČTK, al principio las empresas cubren los nuevos pedidos con horas extra y solo más tarde se deciden a contratar nuevos trabajadores. De esta forma se espera que el desempleo comience a bajar a partir de la segunda mitad del año.

El nuevo primer ministro, Bohuslav Sobotka, anunció una reunión con la ministra de Trabajo, Michaela Marksová-Tominová, con el propósito de tomar nuevas medidas.

Michaela Marksová-Tominová, foto: Presentación oficial del Gobierno checo
“Me gustaría escuchar cuáles son los programas de lucha activa contra el desempleo que hay preparados para este año, y cuál es la situación de los recursos financieros que hay disponibles para este propósito. Lo que podemos hacer ahora es utilizar al máximo el dinero de la Unión Europea y utilizarlos para programas de creación de empleo en cada una de las regiones”.

Precisamente las diferencias entre regiones son especialmente preocupantes. Mientras que en Praga el desempleo es más bien técnico y se sitúa en alrededor del 5%, en Moravia del Norte supone un problema grave, con ciudades como Bruntál donde la cifra de desempleados alcanza el 15,2%. Se trata de una zona tradicionalmente industrial que viene sufriendo en los últimos años una reconversión económica. En la misma situación está Bohemia del Norte, con ciudades como Most con un desempleo por encima del 10%.

La mayor parte de los desempleados, un 57%, posee educación secundaria con formación profesional, y un 25% solo educación básica. Por el contrario los candidatos con doctorado forman solo el 0,15% de los desempleados.