El déficit comercial checo alcanzó los 600 millones de dólares

r_2100x1400_radio_praha.png

El déficit comercial checo del año 2001 se redujo, respecto al año anterior, en 1,8 mil millones de coronas, unos 50 millones de dólares. Pese a esta mejora anual, el déficit exterior sufre las consecuencias de la recesión económica global.

En el pasado mes de diciembre el déficit comercial se disparó hasta más de 600 millones de dólares, un nivel récord en la historia de la República Checa. Al incremento del déficit de la balanza comercial contribuyó la creciente demanda interior, cuya consecuencia fue el aumento de las importaciones de bienes de consumo y de inversión - de maquinarias y medios de transporte.

En el último mes del año pasado creció particularmente el volumen de importaciones de equipos informáticos. Sin embargo, las exportaciones de la industria de automóviles han contribuido a equilibrar la balanza.

De los 20 países a los que se orientan principalmente los exportadores de la República Checa, 12 experimentaron en 2001 un mayor flujo de productos checos. Se reforzaron las exportaciones a los países de la Unión Europea a los que se dirigió el 69 por ciento de las mismas, representando esta cifra un crecimiento del 14 por ciento.

Los exportadores se vieron afectados también por el fortalecimiento de la corona checa, lo que, en general, les obliga a aumentar la productividad, ahorrar los costes, innovar los productos y mejorar el marketing.