El Consejo de Televisión destituyó al director de la TV pública checa

Jirí Balvín, Foto: CTK

El Consejo de la Televisión Checa destituyó este miércoles al director de la TV pública, Jirí Balvín. Los concejales argumentaron la mala situación económica del ente, acusando a Balvín también de haber violado la ley al instalar cámaras secretas en la sede de la televisión para seguir a los empleados.

Jirí Balvín, Foto: CTK
Jirí Balvín asumió el cargo de director de la TV pública checa en el momento en que ésta se recuperaba de una profunda crisis. Los cambios en la dirección y organización de la TV habidos a finales de los años 90 desembocaron en diciembre de 2 000 en una huelga de trabajadores de la televisión, apoyada por una parte de la población y por algunos partidos parlamentarios. Superar la crisis y restablecer el funcionamiento de la televisión se logró entonces por medio de intensas negociaciones políticas.

A Jirí Balvín le fue confiada la dirección de la televisión y se le encargó mejorar la situación económica de la empresa y transformarla en un moderno medio de comunicación. Según indica Jan Mrzena, quien encabeza el Consejo de la TV, el director Balvín no cumplió las esperanzas depositadas en él.

"Desde hace algún tiempo, nuestro consejo le reprochaba a Balvín la poca transparencia en el manejo y empleo de los recursos financieros de la televisión, los cambios en determinados puestos de la dirección, así como algunas modificaciones del esquema de programas que, en nuestra opinión, impiden el cumplimiento de las tareas planteadas a la Televisión pública checa."

Los observadores locales insisten, no obstante, en que la destitución de Balvín tiene contexto político. Lo mismo opina el ex director de la TV pública checa, Jirí Balvín, quien calificó de infundados los motivos de su destitución y aseguró no haber fallado en el cumplimiento de las tareas laborales.

Jirí Balvín debe abandonar su oficina antes de la medianoche de este jueves. La dirección de la televisión le fue conferida temporalmente a Petr Klimes, quien hasta el presente había sido su director financiero. Según lo estipulado por la ley, el Consejo de la Televisión deberá nombrar al nuevo director de la Televisión checa en el curso de los próximos tres meses.