El ajedrez, larga tradición entre los checos

r_2100x1400_radio_praha.png

Todo el que alguna vez haya escuchado la expresión "Jaque Mate" o el nombre Gary Kasparov, sabrá inmediatamente de qué les hablaremos hoy. Así es, de uno de los deportes de destreza más antiguos que practica la humanidad, el ajedrez. Aunque entre los checos siempre ha contado con una fuerte tradición, pareciera que en los últimos años ha decaído el interés por ese deporte. ¿Quiere saber más sobre la práctica de ese legendario juego entre los checos? Acompañenos hoy en "A Toda Marcha", donde hablaremos con el vicepresidente de la asociación de ajedrez Sokrates 2001, Josef Cermak.

¿Cuándo comenzaron los checos a jugar ajedrez?

"Aunque la llegada del ajedrez a las tierras checas se pierde en el pasado, comenzó a gozar de gran popularidad entre la élite checa hacia el siglo XVIII. Pero es difícil proporcionar una fecha exacta. Si nos remontamos a la historia, muchos indican que el ajedrez se originó en la India en el siglo VI y los árabes lo introdujeron en Europa desde Persia en el siglo IX. No obstante, el ajedrez moderno se perfeccionó en Europa durante los siglos XV y XVI", explica el señor Cermak.

Han sido muchos los jugadores checos que se han inscrito en la historia como grandes estrategas del ajedrez, pero hay uno que seguramente será recordado siempre por los aficionados a ese deporte.

"Su nombre", dice Cermak, "es Wilhelm Steiniz, de Praga, quien se convirtiera en el primer campeón mundial de ajedrez. El primer Mundial de ajedrez oficial se celebró en 1886. La partida final la disputó Wilhelm Steinitz contra Johann H. Zuckertort, y fue ganada por Steinitz. Otro checo, Vlastimil Hort, fue uno de los mejores jugadores de partidas simultáneas y consecutivas de toda la historia: en 1977 jugó durante 30 horas contra 550 oponentes. Contra 201 jugadores lo hizo simultáneamente. Ello testimonia la larga tradición que ha tenido ese deporte entre los checos".

No obstante, Cermak recuerda con nostalgia los tiempos en que el ajedrez gozaba de una inmensa popularidad entre los checos. "Durante los años del comunismo en la entonces Checoslovaquia", dice Cermak, "había más iniciativas para propagar el ajedrez, deporte que gozaba de gran popularidad entre los soviéticos. Además, ya no existe tanto apoyo para la celebración de torneos y los premios no son tan atractivos como antes. Pero debo reconocer que ahora el nivel de nuestros jugadores y de las competiciones que se realizan en la República Checa es más alto".

Un ejemplo de ello es el Abierto de Ajedrez de la ciudad de Pardubice, que se celebra desde 1992 y en el que participan alrededor de 1400 ajedrecistas de más de 40 países. Según Cermak, se trata del torneo de ajedrez de mayor prestigio en la República Checa y junto con la Copa Eurotel, está considerada por muchos uno de los mejores torneos de ajedrez en el mundo.

¿Qué se hace para propagar el ajedrez entre los checos?

"Existen en el país escuelas de ajedrez a la que acuden principalmente niños, que posteriormente se incorporan de lleno en ese deporte. Ese es el futuro. Si logramos mejorar las condiciones para la práctica de del ajedrez en este país, cada vez habrá más y mejores ajedrecistas.