El aeropuerto de Praga pierde cuatro millones de euros al mes

Фото: Ондржей Томшу

El Aeropuerto Václav Havel de Praga ha tenido que recurrir a un préstamo bancario millonario para hacer frente a las pérdidas de este año. Ante las malas expectativas de negocio también de cara a 2021, pedirá ayuda a los Fondos de Recuperación europeos.

El cálculo de que el aeropuerto de Praga acumularía pérdidas por algo más de 7 millones de euros era demasiado optimista, reconoció el presidente de la directiva del aeropuerto de Praga, Václav Řehoř, en la Televisión Checa.

Foto: Jonathan Winton, Flickr, CC BY-ND 2.0

Las nuevas estimaciones hablan de un total de 4 millones de viajeros durante todo el ejercicio y unos cuatro millones de euros de pérdidas al mes.

Para encarar la situación, la empresa ha pedido un crédito por valor de 37 millones de euros, del que ya ha empezado a echar mano. También está empleando los dividendos no repartidos del año pasado de 55 millones de euros, y pedirá un total de 165 millones más de ayuda a los Fondos de Recuperación de la Unión Europea para terminar de cubrir el agujero de este año y el próximo, que tampoco será sencillo. Esta ayuda deberá ser aprobada por la Comisión Europea.

En el mes de abril, el peor hasta la fecha, por el estallido de la pandemia de coronavirus pasaron un total de 5031 pasajeros por el Aeropuerto de Praga. Tan solo se mantuvieron las líneas regulares a Minsk y Sofía y la caída de viajeros con respecto al mismo mes de 2019 fue del 99,6%.

Durante el verano se restituyeron un total de 84 destinaciones, pero con el fin de las vacaciones, a comienzos de octubre, desde Praga se vuela ya solo a 58 de ellas.

Foto: Pixabay / CC0

Los analistas esperan una vuelta a la normalidad en los vuelos europeos para la segunda mitad de 2021. Pero con los viajes de larga distancia a otros continentes, no son tan optimistas.

Václav Řehoř explica que estos vuelos de larga distancia se apoyaban básicamente en los clientes de la clase business, a quienes sus empresas no dudaban en pagar pasajes de miles de euros. Gracias a ello, las compañías aéreas podían ofrecer billetes de la clase económica por varios cientos de euros y así se mantenía la alta demanda.

Foto: Ondřej Tomšů

Pero con la pandemia las empresas han descubierto las reuniones a través de internet y no volverán a enviar a sus ejecutivos a la otra parte del mundo tan fácilmente, opina el presidente del Aeropuerto de Praga.

Por otra parte, explica Řehoř que en los próximos años se producirán importantes cambios en el sector, ya que los Estados están comprando las compañías aéreas en crisis.