El Aeropuerto de Praga despedirá a otros 150 empleados

Foto: Michaela Danelová, ČRo

Como consecuencia de la dramática disminución del tráfico aéreo, el Aeropuerto de Praga despedirá a 150 trabajadores más. Durante la primera ola despidió a 450 personas.

El Aeropuerto de Praga continuará con los despidos masivos que inició durante la primera ola de coronavirus. Mientras que en primavera 450 empleados perdieron su trabajo, ahora se tratará de 150 personas. Antes de la crisis, la empresa contaba con aproximadamente 2900 empleados.

Aeropuerto de Praga,  foto: David McKelvey,  Flickr,  CC BY-NC-ND 2.0

El número de viajeros que pasa por el Aeropuerto Václav Havel ha disminuido de manera dramática. En octubre acogió a unos 115 000 pasajeros, un 93% menos que en el mismo periodo del año pasado.

El bajón se ve reflejado en los ingresos del aeropuerto que, en consecuencia, se ve obligado a disminuir el número de personal. Además, el desarrollo actual no sugiere que la situación mejore en un futuro próximo.

“A pesar de todos los esfuerzos, el Aeropuerto de Praga se ve obligado a reducir nuevamente su número de puestos de trabajo. Hasta el fin del año, desaparecerán unos 150 puestos, principalmente de operación y administración”, informó la portavoz del Aeropuerto de Praga, Kateřina Pavlíková.

El Aeropuerto Václav Havel de Praga,  foto: Ondřej Tomšů

Los despidos afectarán a empleados en puestos que la empresa no aprovechará tampoco en el futuro. Por el contrario, conservarán su empleo los trabajadores con una cualificación única o un alto nivel de capacidad profesional, imprescindibles para el funcionamiento del aeropuerto de la capital.

No obstante, Pavlíková afirmó que el aeropuerto debe contar en todo momento con las capacidades necesarias para reanudar el tráfico habitual, ya que eso podría suceder de manera rápida, tal y como lo confirma la experiencia de primavera. En consecuencia, parte de los empleados cuenta con jornadas reducidas o está en paro parcial, es decir permanece en casa y recibe el 60% de su sueldo.

En primavera, el tráfico en el aeropuerto capitalino se redujo en más de un 99%. A pesar de que en verano el número de pasajeros creció y llegó hasta 350 000 pasajeros en agosto, el volumen ha quedado muy por detrás de los dos millones de viajeros del año precedente.