Divokej Bill: de salas de concierto vacías a estadios llenos

Divokej Bill, Lucerna (2014), foto: Tomáš Novák, Radiodifusión Checa

Un pop rock con toques de country, folk y armonías celtas, son los ingredientes esenciales de la música de uno de los grupos checos más populares de hoy, Divokej Bill. La historia de la banda, que tomó el nombre del famoso pistolero Bill el Salvaje, es una buena muestra de una carrera que comenzó desde cero: el grupo que a principios de su trayectoria a veces daba conciertos ante salas vacías terminó por llenar con el tiempo los estadios de fútbol.

La historia fabulosa de un grupo ignorado

Divokej Bill, Lucerna (2014), foto: Tomáš Novák, Radiodifusión Checa
Si alguien les hubiera dicho a los integrantes de Divokej Bill que un día se convertirían en uno de los grupos más populares checos y tocarían en estadios llenos de fans, se habrían partido de risa.

Surgida allá por el año 1998, la banda vivió momentos cuando daba conciertos con audiencia muy escasa, o nula, y en los festivales cubría los horarios menos lucrativos del programa.

Sin embargo, tras participar y ganar varios concursos musicales nacionales con sus maquetas, la situación cambió bruscamente: el grupo firmó contrato con uno de los sellos discográficos más grandes a nivel nacional.

La trayectoria vertiginosa de Divokej Bill comenzó en 2000, cuando debutó con el álbum ‘Pase al Infierno’ (Propustka do pekel) con el gran éxito titulado ‘Ella lloró’ (Plakala)

Violín, banjo y acordeón

‘Pase al Infierno’ (Propustka do pekel)
Además de los instrumentos habituales de rock, Divokej Bill de ocho integrantes se distingue en el escenario nacional gracias al violín, el banjo y el acordeón, que dan a la banda un sonido inconfundible.

El grupo checo poco a poco adquirió en el país una popularidad equiparable a la del pistolero Bill el Salvaje en América del Norte, al que la banda dedicó una canción, como no.

“Fuma, se queja de las venas duras, Bill el Salvaje empina el codo y jura”, dice el tema titulado simplemente Bill en su segundo disco ‘Santa Verdad’ (Svatá pravda), de 2001.

A la tercera…

Si bien gracias a sus dos primeros discos, Divokej Bill entró en cierto conocimiento del amplio público, su tercer álbum titulado ‘Entre Ellos’ (Mezi nima) catapultó la banda a la cima musical del país abriéndole de par en par las puertas de todos los medios de comunicación nacionales.

Estoy bebiendo tu vino malo
Lleno de agua, es pura agua
Y eso puede pasar
Claro que eso puede pasar
Que tú también comiences a hundirte

El disco incluye tres súper éxitos. Las canciones ‘Señal’ (Znamení), ‘Sentimiento’ (Pocit) y ‘Pintura’ (Malování) hicieron de Divokej Bill una mega estrella.

Uno es alegre, el otro triste
Susurra, arrodíllate, desea algo por última vez
Uno es alegre, el otro triste
Susurra, ¡ríete!

Entre la adoración y el desdeño

Como suele pasar con los grupos muy famosos, también el grupo Divokej Bill cuenta con fans de tomo y lomo, por un lado, y con personas que no lo soportan, por otro.

Mientras que los fans lo quieren hasta la muerte, sus detractores lo odian tildando su música de una ‘basura calculadora’.

“Divokej Bill ha llegado a la cima del escenario nacional y ha grabado varios discos gastando el mínimo de recursos e invención propios”, escribió por ejemplo el servidor musicserver.cz.

“Al hablar de este grupo no vale la pena valorar su calidad o contribución a la pop music, en general. Sus cánticos robados tontamente en las tabernas y arreglados por medio de trucos de folk dan a sus canciones un matiz de música popular”, indicó el crítico de dicho medio de comunicación, que destrozó su cuarto disco de estudio titulado ‘Divokej Bill’.

Sin embargo, el periodista destaca que no se trata de un lloriqueo de un crítico amargado. Simplemente hace constatar el hecho de que la banda alcanza superventas, a pesar de sacar un disco mediocre, pero que así será siempre, así que no hay que indignarse.

Aceptado ‘con los diez dedos’

Divokej Bill ha lanzado hasta la fecha seis álbumes de estudio, además de varias recopilaciones y discos en directo.

Su último trabajo lo grabó en 2013 bajo el título ‘15’ para recordar su decimoquinto cumpleaños.

Vašek Bláha, foto: Eva Dvořáková
“El amor, la muerte, el alcohol, la marihuana, las motos. Simplemente los temas que trae la vida”, con esas palabras el líder de la banda Vašek Bláha precisó de qué tratan las piezas de dicho disco.

El lBill el Salvaje checo tardó entonces cuatro años en grabar nuevas canciones desde su penúltimo álbum titulado ‘Golosa’ (Mlsná).

Pero a pesar de la demora, al igual que los discos anteriores su último álbum ofrece otra buena dosis de canciones, en su mayoría movidas y enérgicas, sazonadas con un poco de nostalgia.

El álbum recibió, generalmente, buenas críticas. Y los fans aceptaron el disco sin reservas, o sea “con los diez dedos”, como se dice en checo. ‘Con todos los diez’ (Všema deseti) es también el nombre de una de las canciones sobresalientes del disco.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio