Diputados “trincharon al oso presupuestario”

La Cámara Baja negoció duramente este miércoles sobre el presupuesto estatal para el próximo año. Los diputados abogaron por conseguir la mayor parte posible de las arcas estatales para sus regiones y sectores.

Petr Nečas (Foto: CTK)
Lo llaman “el trinchado del oso”: primero se crean los parámetros base del presupuesto estatal y los diputados luego luchan por conseguir la mayor parte del dinero para sus regiones electorales y sectores.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas, presentó este año el mayor requisito financiero, al pedir unos 100 millones de euros para cubrir el aumento de sueldos de los empleados públicos en 2009.

El ministro resaltó que el aumento de sueldo debería amortiguar los impactos de la crisis económica.

“El aumento de sueldos en combinación con la prevista reducción de las cargas sociales significaría que la gente tendría unos 720 millones de euros más para gastar, lo que significaría un impulso importante para la economía nacional”, indicó.

Sin embargo, la mayoría de las propuestas de los diputados no tienen carácter nacional. Los políticos se esfuerzan principalmente por conseguir dinero para sus regiones y solicitan apoyo para construcciones de escuelas, centros deportivos o para organizar eventos culturales en localidades concretas.

Pavel Mertlík (Foto: CTK)
De todas formas, lo cierto es que la coalición gubernamental supone que el presupuesto estatal checo para el próximo año volverá a contar con un déficit, esta vez debería alcanzar mil 500 millones de euros. La oposición critica el cálculo de esta suma e indica que el Gobierno se basó en previsiones macroeconómicas irreales, que suponen un crecimiento económico de un cuatro por ciento, pero que el mismo alcanzará en realidad sólo un 2,5 por ciento, según dijo el ex ministro de Finanzas, Pavel Mertlík.

“El presupuesto cuenta con ingresos que no puede obtener y el Gobierno lo sabe. O sea que desde el principio tendrá que ir modificando los gastos y entradas. El presupuesto se convertirá así en un papel sin valor, cosa jamás vista en la historia de la República Checa”, subrayó.

El presupuesto estatal cuenta con gastos de 46 mil millones de euros para el próximo año. La Cámara de diputados debería decidir sobre la cifra definitiva del presupuesto para 2009 la próxima semana.