Diputada oficialista provoca crisis gubernamental

Hana Marvanova, Foto: CTK

La República Checa podría tener nuevamente un gobierno minoritario. El gobierno no logró que el Parlamento aprobara una reforma tributaria encaminada a paliar los daños por las inundaciones, debido al voto en contra de la diputada Hana Marvanová, de la Unión de la Libertad.

Vladimír Spidla, Foto: CTK
El primer ministro, Vladimír Spidla, calificó el gesto de la diputada de "violación del acuerdo de coalición" y le exhortó a dimitir. Hana Marvanová se negó a aceptar el emplazamiento de Spidla, argumentando que no había cometido ningún acto deshonesto que la obligue a abandonar su cargo.

La Unión de la Libertad tiene ahora la posibilidad teórica de permanecer en el gobierno, pero bajo la condición de que diez miembros de su facción parlamentaria acepten el compromiso de votar, al tratarse de leyes fundamentales, a favor de la posición gubernamental.

El primer ministro, Vladimír Spidla, admitió que existen numerosas opciones para superar la crisis.

Hana Marvanova, Foto: CTK
"Resulta indispensable estabilizar cuanto antes al gobierno. Estamos conscientes de que, en vista de la complicada situación después de las inundaciones, no podemos darnos el lujo de vacilar demasiado. Estamos considerando todas las posibilidades, pero la situación no es fácil", dijo Spidla.

Todo parece indicar que la coalición gubernamental, compuesta por socialdemócratas, democristianos y liberales, está seriamente amenazada. El gobierno socialdemócrata no cuenta siempre con el respaldo de sus socios de coalición y no puede arriesgarse a perder el voto de más que dispone en el Parlamento. Según advirtieron varios politólogos después de los comicios, se trata de una mayoría bastante frágil.

Además de la crisis, al gobierno le espera resolver la cuestión de dónde sacará los recursos necesarios para salvar los daños causados por las inundaciones.