Devoradores de pasteles y limón: Pivovarov y Quinn deforman los clásicos

Viktor Pivovarov, foto: ČTK

Una exposición iconoclasta con reinterpretaciones de clásicos de la pintura europea, la mirada de los jóvenes artistas polacos al hecho religioso en Polonia y La galería Rudolfinum de Praga abre este viernes la exposición ‘Cake and Lemon Eaters’ que reúne obras del ruso Viktor Pivovarov y el británico Ged Quinn. El tema central de la muestra es la reinterpretación cáustica e irónica de los grandes iconos de la pintura europea, con especial hincapié en los bodegones.

Viktor Pivovarov, foto: ČTK
El legado pictórico europeo no es únicamente una fuente de inspiración o una base sobre la que trabajar, sino también una excelente mina de materiales que retomar, reinterpretar y parodiar. Eso es lo que trata de demostrar la muestra ‘Cake and Lemon Eaters’ recién inaugurada en el Rudolfinum de Praga, que recoge trabajos de dos artistas que, aunque de corrientes diferentes, confluyen en temática y modo de tratar los clásicos.

Por un lado, Viktor Pivovarov, ciudadano ruso afincado en Praga, es uno de los fundadores de la escuela conceptualista de Moscú, cuyos miembros reflejan la influencia del comunismo en el estilo de vida soviéticos. En sus obras Pivovarov explora la memoria y las fuentes de recuerdos, desde la niñez al ambiente social, en este caso a partir de pinturas clásicas de diversas épocas, que reconstruye añadiendo o deformando elementos.

Una obra de Ged Quinn, foto: ČTK
Una actitud similar toma el inglés Ged Quinn, cuyas obras abordan principalmente bodegones flamencos, otorgándoles un nuevo significado, por ejemplo dando a los pasteles la forma de un búnker.

La muestra seguirá provocando el asombro y la sonrisa del público hasta el 20 de abril.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio