Degolladores, robabolsas: La historia criminal de Praga en los nombres de sus barrios

r_2100x1400_radio_praha.png

Praga es en la actualidad la ciudad checa con la mayor tasa de criminalidad y parece que a los delincuentes los ha atraído desde siempre. Al menos lo indican algunos nombres de sus barrios, que nos presentaremos en esta edición de 'Hable Checo con Radio Praga'.

Foto: Tomáš Adamec, Archivo de ČRo
Roman, por fin he encontrado un piso nuevo y mañana me mudo al barrio de Hrdlořezy. ¿Me echas una mano con la mudanza? -pomůžeš mi se stěhováním?-

Como si me quedara otra. Solamente espero que nadie me corte el cuello en este barrio. Es que su nombre es una composición de palabras cuello -hrdlo- y cortes -řezy-, así que no habrá sido un lugar muy seguro, ¿no?

No es para tanto. Es que el checo antiguo denominaba con la palabra cortacuellos -hrdlořezové- a todos los ladrones -zloději-, agresores -násilníci- y pendenciero -rváči-, que supuestamente habitaban ese barrio. Se dice sin embargo que era una leyenda urbana invetada por los hosteleros para que la gente tuviera miedo y se alojara en sus posadas en lugar de quedarse al aire libre.

Foto: Archivo de Čro - Radio Praga
Un bueno truco comercial. Supongo que una historia parecida se vincula también al barrio de Měcholupy, en el sudeste de Praga. Su nombre se podría traducir como robabolsas. Es que -lup- en checo significa un robo y -měch- es una expresión anticuada para un monedero.

Al parecer, este no fue ningún truco, sino que en esta parte de Praga los ladrones de verdad atracaban con frecuencia, quitándoles a los viajeros las maletas.

Mientras no les pegaran con porras... Lo que probablemente hacían en el barrio de -Kyje-, cuyo nombre significa precisamente este tipo de arma. Otro lugar donde seguramente se robaba mucho es el barrio de Ladronka. Parece que allí robaron incluso a unos hispanohablantes, ya que lleva en su nombre la palabra española “ladrón”.

Foto: Serge Bertasius Photography, FreeDigitalPhotos.net
Hay dos teorías del origen de su nombre. Una confirma la tuya, solo con la diferencia de que procedería de la palabra italiana “ladrone”. La otra, que a mí me parece más probable, dice que lleva el nombre de un antiguo dueño de esos terrenos, el conde Felipe Ferdinand de la Crone, al que llamaban en la lengua popular simplemente ladron.

Y qué me dirás del barrio de Dejvice. Es que la frase -dej více- se traduce como -da más-, lo que quizás decían los bandoleros -loupežníci- a sus víctimas para que les dieran más dinero.

No es exactamente así, aunque una teoría sobre el origen de su nombre sí se refiere al pasado criminal de ese barrio. Es que originalmente se llamó Dehnice y según algunos este nombre procede de la expresión dehna, que era el nombre de un diablo -ďábel-. Se estima que le pusieron nombre de esta criatura por culpa de sus habitantes, que supuestamente amenazaban a los transeúntes. Otra teoría dice que el barrio deriva de la palabra –dehet-, alquitrán en español, que se fabricaba en esa localidad.

De hecho, los diablos tienen en Praga su propio barrio. Con lo bonitas que son algunas partes de –Ďáblice-, traducido como Los Diablos, no sé por qué se han merecido este nombre.

Dicen que en el pasado se llamaba Davlice, que se refería a una antigua denominación para la mujer -žena-. Es que según una leyenda fue un territorio habitado por las sacerdotisas de la diosa pagana Lada. Y cómo durante la época cristiana todo lo pagano se consideraba diablesco, de allí quizás el nombre de Ďáblice.

Pues no estoy seguro. Como era un territorio de mujeres, a ver si es verdad de que este nombre se lo dieron precisamente por el paganismo.