Declaraciones de V. Klaus provocan malestar entre políticos checos

Václav Klaus y Nicole Fontaine (Foto: CTK)

El primer mandatario checo, Václav Havel, pidió en una carta a la Cámara Baja que ésta explicase las declaraciones de su presidente, Václav Klaus, ante el Europarlamento en Bruselas. Es que Klaus afirmó el miércoles en la sede de la Eurocámara, que la próxima conferencia intergubernamental de la Unión Europea debería poner coto a „la subrepticia y solapada unificación del continente". A juicio de Klaus, la integración europea no respeta suficientemente la soberanía nacional y la democracia parlamentaria de los países comunitarios.

Václav Klaus y Nicole Fontaine (Foto: CTK)
Václav Klaus volvió a criticar las tendencias unificadoras en la Unión Europea. Ello no es nada nuevo. Son notorias las posturas críticas de Klaus hacia la burocracia de Bruselas, a la que suele apodar de "socialista y dirigista". Los analistas admiten que en algunos casos a Klaus no le falta razón.

Sin embargo, Klaus habló el miércoles ante la Eurocámara no a título de presidente del Partido Cívico Democrático ni tampoco a título privado como economista. Intervino como presidente del Parlamento checo que a invitación de la presidenta de la Eurocámara, Nicole Fontaine, participó en un debate sobre el futuro de la Unión Europea. Por ello, la actitud de rechazo expresada por Klaus hacia la supuestamente " subrepticia y solapada unificación de Europa" podría ser interpretada como la postura oficial de la República Checa.

Sin embargo, en el Parlamento checo predomina el respaldo al fomento de la integración europea, por lo que las declaraciones de Klaus fueron rechazadas por muchos políticos de la oficialista socialdemocracia y de la opositora Coalición de los Cuatro Partidos.El viceprimer ministro y presidente de la socialdemocracia, Vladimír Spidla, comentó:"El presidente de la Cámara no es libre de decir lo que le dé la gana." El líder del democristiano Partido Popular, Cyril Svoboda, afirma que su formación política está decepcionada por el hecho de que Klaus no haya presentado en Bruselas la opinión mayoritaria de la Cámara Baja.

No obstante, todo indica que el revuelo en torno a las declaraciones de Václav Klaus ante la Eurocámara es apenas una tempestad en un vaso de agua. Pavel Telicka, principal negociador checo con la Unión Europea, ha comentado al respecto que el discurso de Klaus no podrá influir en el proceso de admisión de la República Checa a la Unión Europea.

Además, Václav Klaus suavizó su tono ayer jueves y su segunda intervención ante la Eurocámara fue comedida.Llegó incluso a prometer que haría lo máximo para que la República Checa concluyera las negociaciones de admisión a la Unión Europea antes de finalizar el año que viene.