Comparamos las características humanas con las de los animales

Foto: Clinton et Charles Robertson, CC BY 2.0 Generic

¡Hola amigos! En esta edición de Hable Checo con Radio Praga aprenderán con nosotros a comparar ciertas características humanas con las de los animales. Les invitamos a practicar el idioma checo.

Foto: Clinton et Charles Robertson, CC BY 2.0 Generic
La relación entre el hombre – člověk– y los animales – zvířata– siempre ha sido muy estrecha. No extraña, entonces, que a la hora de describir el carácter humano recurramos a menudo al mundo animal.

Y, puesto que diferentes partes del planeta están pobladas por diferentes animales, también las comparaciones varían de un país a otro.

Así, por ejemplo, en la República Checa se dice: - je pilný jako včela– trabaja como una abeja. Por su parte, en España, se usa más bien: trabaja como una hormiguita. Hormiguita en checo es – mraveneček -.

Si alguien quiere salirse siempre con la suya en checo decimos: – je tvrdohlavý jako beran– es testarudo como un carnero. Por su parte, los españoles suelen utilizar: es testarudo como una mula, en checo, – je tvrdohlavý jako mula -.

¿Quieren un ejemplo más? Pues, duerme como un lirón, al checo se traduce como – spí jako dudek -. Pero, mientras que el lirón es un pequeño roedor, que en el checo se denomina – plch -, - dudek– es una especie de pájaro.

Foto: 4028mdk09, CC BY 3.0 Unported
Está mojado como un pollo, debería traducirse como – je mokrý jako kuře -. Pero los checos prefieren decir: - je mokrý jako myš– está mojado como un ratón.

En la República Checa podemos escuchar: – je silný jako medvěd– es fuerte como un oso. Puesto que este animal no abunda en la Península Ibérica, los españoles han optado por el toro – býk– y suelen decir: es fuerte como un toro.

Por otro lado, muchas comparaciones tienen el mismo significado en los dos idiomas: el checo y el español. Por ejemplo: es listo como un zorro – je chytrý jako liška–, o es lento como una tortuga – je pomalý jako želva -.

Tener hambre como un lobo, en checo se dice – mít hlad jako vlk -. Y cantar como un ruiseñor es – zpívat jako slavík -. Lobo es – vlk– y ruiseñor es – slavík -.

Si uno no tiene dinero es pobre como una rata – chudý jako kostelní myš -. El conjunto de palabras – kostelní myš– quiere decir ratón que habita las iglesias, ya que la palabra checa – kostel– significa iglesia en español.

El idioma checo cuenta además con frases que no tienen equivalente en español. Por ejemplo, – je líný jako veš– es perezoso como un piojo.

Si alguien se muere de sueño, en checo se dice – je ospalý jako kotě– está adormilado como un gatito. La palabra checa – kotě– significa gatito en español.

De las personas soberbias suele decirse: - je pyšný jako páv– es orgulloso como un pavo real.

Y, para finalizar, una frase bastante coloquial: - rozumí tomu jako koza petrželi– lo entiende igual que la cabra el perejil, o sea, no tiene ni idea.

¡Hasta el próximo Hable Checo con Radio Praga!