Comisión Europea: La situación del empleo es comparativamente buena en la RCh

r_2100x1400_radio_praha.png

La Comisión Europea ha publicado recientemente su primer informe sobre el estado de los mercados laborales de los doce países candidatos. Aunque la tónica general resulta un tanto pesimista, la República Checa se muestra en buen estado. Pavla Jedlicková conversa al respecto con Ramiro Cibrián, embajador de la Unión Europea en este país.

¿Cómo evalúa la Comisión Europea a la República Checa en comparación con los demás países candidatos?

"El informe indica que la República Checa tiene naturalmente problemas estructurales que sin lugar a duda afectan a la tasa de desempleo. Sin embargo, si comparamos la República Checa con otros países candidatos, pero excluyendo a Chipre y a Malta, se encuentra en un buen nivel respecto a las tasas de empleo y de desempleo. Basándonos en las estadísticas de Eurostat, la Oficina Estadística de la Unión Europea, podemos decir que el desempleo en la República Checa se sitúa más o menos en el promedio de los Quince y eso no es un mal resultado".


¿Qué problemas en concreto enfrenta la República Checa en este campo?

"Como le he comentado, la República Checa tiene una serie de problemas de naturaleza estructural que afectan al desempleo. El desempleo sigue estando más bajo que en la mayoría de los países poscomunistas, pero el número de personas desempleadas a largo plazo va lamentablemente aumentando.

Se trata esencialmente de trabajadores poco cualificados, de personas con un nivel de educación relativamente elemental o media, de obreros que tienen niños pequeños en la familia, de personas minusválidas, enfermas y de un segmento significativo de la población romaní.

La reestructuración industrial en la República Checa se ha convertido naturalmente en la principal causa de desempleo. Desgraciadamente, este matiz no cambiará en un futuro próximo. La industria emplea hoy en día el 40% de los asalariados checos. Esta cifra es de lejos la más alta entre los 25 países miembros y futuros miembros de la Unión Europea. Esto quiere decir que la industria checa sigue siendo muy importante con respecto al empleo y el sector de los servicios está comparativamente menos desarrollado. Otro factor muy importante que quiero mencionar son los enormes contrastes regionales. El desempleo en distritos industriales alrededor de Most y Ústí nad Labem, en el norte de Bohemia, o en Ostrava, en el norte de Moravia, es ocho veces mayor que en Praga".


¿Qué pasos a adoptar sugiere la Comisión Europea?

"Las autoridades checas deberían concentrarse en opinión de la Comisión Europea en crear empleos a través de reformas de los sistemas salariales, fiscales y de beneficios sociales. Cuando digo reformas, no digo recortes. Un sistema se puede reformar sin que ello signifique necesariamente una reducción de las contribuciones financieras.

Por otra parte, la diferencia actual entre el salario mínimo y la ayuda social de subsistencia debería de ser superior al nivel actual que solamente este un 20%. Esta situación probablemente no crea unos incentivos, unos estímulos suficientes para que la persona desempleada busque activamente y esté dispuesta a aceptar un trabajo. Además, las personas empleadas, las organizaciones de empresarios y también el Gobierno deberían mostrar mayor flexibilidad en la aplicación de la legislación laboral.

Tendrían también que introducir cambios en el sistema educativo. La educación superior en particular está saturada con una carencia acentuada de plazas para los estudiantes. Por otra parte, hará también que introducir un sistema de enseñanza permanente y de recualificación para las personas de edad que están menos preparadas".