Comienza la dieta de Correos Checos

Foto: Tomáš Adamec, Radiodifusión Checa

Correos Checos despedirá en los próximos diez años a casi 3.000 empleados. La reducción de la plantilla se debe a la nueva estrategia de la empresa que seguirá funcionando en el país por medio de una red de franquicias titulada Pošta Partner.

Foto: Tomáš Adamec, Radiodifusión Checa
La prevista metamorfosis de la empresa Correos Checos en una red de franquicias de Pošta Partner afectará a un total de 3.371 empleados, indicó el Ministerio del Interior acerca del proyecto.

En base a la experiencia adquirida, se espera que un 40% (1.348 personas) de este personal sea despedido y un 45% (1.517 personas) se vea impactado parcialmente por la reorganización, tomando en cuenta la fluctuación, contratos por tiempo definido, jubilaciones, etc. Mientras que tan solo un 15% (506 personas) será contratado por los nuevos socios contractuales.

“No esperamos despidos dramáticos, sino paulatinos a lo largo del desarrollo del proyecto, que afectará anualmente a decenas de personas”, indicó el portavoz de Correos Checos, Matyáš Vitík.

La compañía sigue reduciendo notablemente su plantilla desde 2008, cuando tenía unos 36.000 empleados, mientras que a fines del año pasado contaba con unas 4.000 personas menos.

El proyecto de franquicias de Correos Checos es parecido a la estrategia alemana y austriaca. En diez años supone convertir las 2.526 sucursales de correos del país en franquicias, administradas por empresarios privados o municipios. El servicio postal seguiría encargándose de apenas 700 sucursales.

El proyecto, iniciado en 2009 en la aldea de Boží Dar, debería ahorrar millones de euros antes del año 2025. Dichos ahorros son, sin embargo, solo un grano de arena de un presupuesto que asciende anualmente a unos 740 millones de euros.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio