Collegium Marianum trae música de Adviento de la Praga barroca

r_2100x1400_radio_praha.png

A lo largo del siglo XVIII Praga era un importante centro de la música europea donde se mezclaban las influencias de Dresde, Viena e Italia con la musicalidad y la cultura popular checa. En esta edición de Lunes Musicales les invitamos a escuchar la música de Adviento y Navidad de aquella época. La ha grabado la orquesta Collegium Marianum en el disco titulado ‘Rorate Coeli’.

La atmósfera de la espera de la llegada del Salvador, la alegría y la paz irradian de todas las composiciones en el nuevo disco ‘Rorate Coeli’ de la orquesta de música antigua Collegium Marianum, de Praga.

En las canciones, himnos y misas religiosas del siglo XVIII se escuchaba de repente el checo, al lado del latín, y en la música penetraban elementos de la devoción popular. Con mayor evidencia se manifiesta en las canciones de Václav Karel Holan Rovenský.

El cancionero ‘Capella Regia Musicalis’, de Václav Karel Holan Rovenský, incluye tanto temas para una voz, como para coro. Algunas de las letras fueron escritas por el mismo compositor, el autor de otras se desconoce. En muchos casos, en el cancionero está registrada la partitura más antigua de las canciones que se interpretaban durante todo el siglo XVIII y más adelante.

Václav Karel Holan Rovenský nació probablemente en el año 1644 en Rovensko pod Troskami, en Bohemia del Norte. Ejercía de maestro, organista y escribano municipal. En 1674 visitó con doscientos peregrinos checos Roma. Sus vivencias las anotó en el cancionero ‘Capella Regia Musicalis’. El compendio fue editado varias veces en los años 1693 y 1694, cuando Holan era organista de la iglesia de San Pedro y Pablo en Vyšehrad, en Praga.

Antonín Reichenauer era un autor muy fructífero del primer tercio del siglo XVIII. Componía obras instrumentales al estilo de Antonio Vivaldi, igual que composiciones religiosas. Su ‘Missa Pastoralis’ representa una de las primeras muestras del género de misas navideñas. De su vida existe muy poca información. Prácticamente lo único que se sabe es que pasó los últimos diez años antes de su muerte en Praga. Entre otros, al servicio de la orquesta del conde Václav Morzin, amante de la música de Vivaldi y constructor del palacio homónimo en la actual calle Neruda de Praga.

La cantata ‘Quae est ista’, basada en un texto mariano, Antonín Reichenauer la escribió probablemente en 1723. El canto viene acompañado por violín, oboe, fagote y contrabajo, instrumentos típicos de la orquesta de Morzin. La antífona es un canto litúrgico durante cuya interpretación se alternan el sacerdote y el coro o dos coros. Las antífonas marianas, centradas en la Virgen María, solían cerrar las vísperas. En la Praga barroca, en la época desde el inicio de Adviento hasta finales de las fiestas de Navidad, era la antífona ‘Alma Redemptoris Mater’, de Jan Dismas Zelenka.

Jan Dismas Zelenka creó la mayoría de sus composiciones litúrgicas para las necesidades de la corte del rey sajón Augusto el Fuerte en Dresde. La antífona ‘Alma Redemptoris Mater’ para soprano, violín y bajo nació probablemente entre los años 1727 y 1728. Jan Dismas Zelenka falleció en Dresde en la noche del 22 al 23 de diciembre de 1745. Fue enterrado el día de Nochebuena por la mañana.

palabra clave:
audio