Clásico entre Slavia y Sparta: Mucha violencia, poco fútbol

Foto: ČTK

Disturbios en las calles de Praga y en el estadio de Strahov provocados por hinchas violentos del Slavia y Sparta pusieron en sombra el clásico de fútbol número 267 entre ambos equipos que terminó con un empate a uno.

Foto: CTK
Trifulcas entre barras bravas y la policía, asientos destruidos y luces de bengala y bombas de humo arrojadas al césped, a raíz de lo cual el árbitro Pavel Franěk interrumpió el choque durante varios minutos. En ese ambiente se efectuó el clásico entre los dos grandes rivales de la capital, en lucha directa por el liderazgo de la Primera División de fútbol.

La policía detuvo a 26 personas por desórdenes y violencia y sigue investigando a otros individuos por proferir cánticos racistas, según indicó la portavoz de la policía de Praga, Iva Knolová.

Foto: CTK
“La policía monitoreó cánticos racistas proferidos por los hinchas durante su marcha al estadio. Los agentes documentaron la situación y tras la identificación de los individuos, éstos serán convocados a la comisaría para dar una explicación acerca de su actuación”, afirmó la portavoz.

En el partido, en el que sobraron la pirotecnia y las escaramuzas, escaseó el fútbol y casi no hubo ocasiones de gol. El Slavia se adelantó en el marcador en el minuto 58. Sin embargo, el autor del gol, David Kalivoda, celebró quitándose la camiseta por lo que fue amonestado con tarjeta amarilla y por ser su segunda cartulina, fue expulsado. El técnico del Slavia, Karel Jarolím, sostuvo que la actuación del jugador es imperdonable.

“Estuvimos en la cúspide durante unos 20 segundos, pero después la caída fue rápida. Jugando con uno menos nos concentramos en no recibir gol de situaciones a balón parado, pero en vano, así que al final debemos estar satisfechos con el empate”, subrayó Jarolím.

Michal Bílek (Foto: CTK)
El reparto de puntos lo aseguró el defensa del Sparta Michal Kadlec, quien igualó de cabeza tras el córner de Pavel Horváth en el minuto 74. Asimismo el entrenador del Sparta, Michal Bílek, se mostró contento con el resultado final.

“Tomando en cuenta que estábamos perdiendo, podemos estar satisfechos con el punto conseguido, aunque creo que jugamos mejor que el Slavia”, recalcó el técnico del Sparta.

Gracias al empate, el Slavia sigue encabezando la Primera División, situándose dos puntos por encima del Sparta. Sin embargo, al faltar siete vueltas para que termine el campeonato nacional, los rojiblancos tienen por delante partidos más difíciles que su rival y todo indica que en la Liga se luchará por el título duramente hasta el final.