Cien días de ayuda checa a Ucrania

0:00
/
0:00

Cuando Rusia concentró tropas en la frontera con Ucrania, nadie creyó que Moscú invadiría el país. Después de iniciada la agresión, muchos pensaron que aquello terminaría pronto, pero el conflicto cumple cien días y nada indica que esté por terminar.

La República Checa se encuentra entre los países de la Unión Europea y de la OTAN que desde el inicio de la agresión rusa contra Ucrania no han dejado de enviar ayuda a los ucranianos.

Desde que comenzó la agresión, el 24 de febrero,  Rusia ha invadido una extensión territorial que equivale a Austria y Suiza juntas. Moscú asegura que se trata de una misión especial, pero la comunidad democrática condena de manera unánime el conflicto armado contra un país soberano.

Los países de la Unión Europea apoyan a Ucrania por ejemplo con el suministro de armas para la Fuerzas Armadas ucranianas. En declaraciones a la Radio Checa, el ministro de Relaciones Exteriores, Jan Lipavský, se refirió a los programas de ayuda que presta Praga.

Jan LIpavský | Foto:  Oficina del Gobierno Checo

“Se trata de tres áreas: ayuda militar, política y humanitaria. En lo referente a la ayuda militar debo decir que es algo permenente, pero no queremos ofrecer detalles. Seguiremos ayudando el tiempo que sea necesario. En cuanto a la ayuda humanitaria es de conocimiento público de qué manera ayudamos a los refugiados que llegan al país y en lo político queremos aprovechar la presidencia checa del Consejo de la UE para acercar lo máximo posible a Ucrania a las estructuras europeas”.

Además de los programas de ayuda mencionados, la República Checa se ha sumado a las sanciones contra Moscú y las personas cercanas al presidente Vladímir Putin, que respaldan la agresión contra Ucrania.

De acuerdo con el ministro Lipavský los países de la Unión Europea continuarán ejerciendo presión contra Rusia y se cuenta con nuevas sanciones contra el Kremlin.

“Las sanciones que se aplicaron al inicio del conflicto fueron de cierta manera simbólicas, contra representantes políticos, pero ahora nos moveremos en el terreno de las sanciones económicas. Notamos que a pesar de las condiciones económicas de Rusia, las sanciones han afectado parte de la producción armamentística del país. Se ha debilitado la producción de armas ultramodernas. Continuaremos en esa dirección pero se trata de un asunto gradual”.

Diferentes expertos coinciden en que después de estos 100 días de la invasión rusa contra Ucrania, el conflicto bélico se encamina hacia una fase más peligrosa y prolongada. Los más pesimistas han llegado a decir que la guerra recién ha comenzado.

Consultado por la Radio Checa sobre una eventual participación directa de la OTAN en Ucrania, el ministro Lipavský recordó que se trata de una alianza defensiva.

“La Alianza Atlántica es un bloque defensivo, lo integra una treintena de países que se protegen y defienden de manera conjunta. Debido a la invasión rusa en Ucrania existe en este momento un foco de peligro para los aliados, y es por eso que la Alianza respalda a los ucranianos en todo lo posible. Y creo que debemos esforzarnos por lograr que Suecia y Finlandia se sumen a la OTAN”.

Desde el inicio de la agresión rusa, la República Checa ha acogido en su territorio a unos 300 000 refugiados ucranianos, en la mayoría de los casos se ha tratado de mujeres con niños y personas mayores.

Las personas han recibido visados especiales que les permiten integrarse al mercado laboral, tienen pleno derecho al sistema de salud de la misma manera que los nacionales. Diferentes instituciones imparten clases de checo para niños, jóvenes y adultos.

Desde las Oficinas de Trabajo han confirmado que más de 65 000 ucranianos ya consiguieron trabajo y miles de niños empezarán clases a partir del próximo año escolar. Varias Organizaciones No Gubernamentales mantienen activos canales de ayuda humanitaria para los refugiados y para los ucranianos que permanecen en su país.

En lo referente al suministro de armas checas para los combatientes ucranianos, las autoridades prefieren no dar detalles, pero es sabido que desde Chequia se han enviado toneladas de municiones, armas, técnica pesada, lanzacohetes y últimamente los medios de comunicación informaron sobre el envío de helicópteros de combate.

audio

Relacionado