CIDC pide en Viena solidaridad con los demócratas cubanos

r_2100x1400_radio_praha.png

El Comité Internacional para la Democracia en Cuba (CIDC) pidió a los Jefes de Estado y de Gobierno que participan en la Cumbre de la UE - ALC a incluir la el tema de Cuba en la agenda de sus negociaciones. Así lo dieron a conocer varios miembros del CIDC en una conferencia en Viena, ciudad donde se realiza la Cumbre. Paralelamente, una veintena de partidarios del gobierno de La Habana intentaban bloquear la conferencia coreando consignas pro castristas. Más detalles con nuestro enviado especial Freddy Valverde.

"Me encuentro en el Centro Checo de Viena, donde se organiza una actividad del CIDC, y en la cual participa como panelista el senador checo Karel Schwarzenberg. Y un grupo de partidarios de Castro trata de obstaculizar el evento. Se pueden escuchar al fondo los ruidos de unas 20, 30 personas como máximo, portando pancartas y tratando de insultar a los participantes".

¿Cuál ha sido el tema de la conferencia? Tenemos entendido que se ha presentado un documento titulado Memorándum de Viena.

"El Memorándum de Viena es un documento en el que el CIDC pide a los participantes de la Cumbre de la EU - ALC, que se celebra estos días en Viena, a solidarizarse con los demócratas cubanos. A la vez, pide a los países de la Unión Europea a mantener una política fuerte de denuncia de la violación de los derechos humanos en la Isla".

Una de las participantes en el foro, la escritora cubana Zoe Valdés, dijo sentirse incómoda por las permanentes amenazas de las que ha sido víctima producto de su oposición al castrismo. Incuso se esperaba que en Viena se repitieran los eventos de la reciente Feria del Libro de Santo Domingo, donde partidarios fidelistas la agredieron verbalmente y trataron de interrumpir un encuentro con sus lectores. ¿Se repite la historia en Austria?

"Si bien las medidas de mseguridad en Viena son óptimas, hay personas que apoyan a Castro y para las cuales, cuando se agotan los argumentos, optan por las amenazas. La escritora Zoe Valdés fue abordada en el aeropuerto, personas llegaron al punto de decirle que se volviera a su país de residencia en lugar de viajar por el mundo hablando mal del régimen de Fidel Castro. Esto demuestra, según Valdés, que el régimen de La Habana pasa por un momento de crisis, hay mucho nerviosismo. Resulta que la denuncia de la violación de los derechos humanos en Cuba se ha convertido en un hecho público, global, por lo que los seguidores del gobierno de la Isla optan por amenazar a las personas que están a favor de la democracia y la libertad. Se trata de una especie de guerra de nervios contra todos aquellos que defienden los principios democráticos".

¿Cuál ha sido el aporte de los participantes checos en este foro?

"Precisamente el senador checo, Karel Schwarzenberg, quien ha hecho de la lucha por los derechos humanos y la democracia una de sus banderas, recordando su apoyo al movimiento disidente en la entonces Checoslovaquia comunista, ha sido un aporte notable a la conferencia. Hay que destacar que este parlamentario ha experimentado en carne propia la represión cubana, siendo expulsado de Cuba por querer participar en La Habana en un evento organizado por la oposición. Por lo demás, en la conferencua se ha puesto de manifiesto nuevamente el compromiso de la República Checa en cuanto a la lucha por la democracia en Cuba".