Chequia ya se prepara para un nuevo estado de emergencia

Foto: ČTK / Dalibor Glück

El primer ministro, Andrej Babiš, reconoció este lunes por primera vez que será necesario volver a declarar el estado de emergencia ante el empeoramiento continuado de la pandemia de coronavirus en el país.

El ministro de Salud, Roman Prymula, presenta este martes al Gobierno su propuesta para declarar ya desde el miércoles el nuevo estado de emergencia en la República Checa y las medidas que lo acompañarán para contener la propagación del COVID-19.

Roman Prymula, foto: ČTK / Ondřej Deml

Hasta la noche del lunes, el primer ministro, Andrej Babiš, había rechazado la necesidad de volver al estado de emergencia. Pero el ministro de Salud venía avisando en días anteriores de que la capacidad de los hospitales empezaba a reducirse por la llegada de numerosos pacientes graves con coronavirus.

Con la tendencia tan negativa que ha llevado la pandemia en Chequia en septiembre, ya es el momento de actuar, consideró Prymula, entrevistado en la Televisión Checa.

“Si de verdad queremos que la epidemia vuelva cuanto antes a unos índices controlables, no hablo ya de detenerla, necesitamos que se reduzca el número de pacientes, porque si no, será a costa de todo el resto de enfermos con otras dolencias”.

Foto: ČTK / Michal Kamaryt

En Praga, por ejemplo, las camas de cuidados intensivos destinadas a pacientes graves con COVID-19 ya están ocupadas en un 90%, explicó el ministro. En la actualidad ya se trabaja en habilitar nuevos espacios u ocupar el de otras secciones, para lo que también se ha puesto manos a la obra el Ayuntamiento de Praga.

El número de nuevos infectados desde el sábado al lunes no rebasó la barrera de los dos mil, pero para ser fin de semana y el día festivo del 28 de septiembre, se trata, en realidad, de unos datos muy negativos, ya que son fechas en las que se realizan menos test.

Prymula también recordó que los índices más importantes no son los del total de nuevos casos, que en su mayor parte tienen síntomas leves, sino el de pacientes graves, los que necesitan cuidados intensivos y, por supuesto, los fallecidos. Todos ellos han crecido exponencialmente durante el mes de septiembre en la República Checa. Los 820 hospitalizados en la actualidad son cinco veces más que los que había a principios de mes. Algo mayor aún es el aumento de los enfermos en estado grave, que en este momento es de 187, según los datos del Ministerio de Salud. Las personas que han sucumbido a la enfermedad son ya 618, alrededor de un 50% más de los fallecidos que había hace solo un mes.

Foto: Michaela Danelová, archiv ČRo

Para Prymula, la clave está en reducir el número básico de reproducción, que en la actualidad se sitúa alrededor del 1,26, lo que quiere decir que cada enfermo contagia a más de una persona.

“Tenemos que implementar cualquier medida que nos lleve a rebajar el número básico de reproducción por debajo de 1. Por encima, tendremos todos los días dos o tres mil nuevos contagiados y esto es sencillamente inaceptable”.

También preocupan las reservas del medicamento remdesivir, vital para las formas de desarrollo rápido de coronavirus y para los pacientes que necesitan respiración asistida. Según Prymula, las negociaciones con el proveedor, Gilead Sciences, están muy avanzadas y se espera que lleguen las nuevas dosis durante esta misma semana. Con las reservas actuales se llegaría únicamente a la próxima semana, aseguran responsables sanitarios.

Foto : The.Grim.North, Flickr, CC BY-NC-ND 2.0

En cuanto a las medidas que se tomarán para frenar el aumento de contagios, por lo que ha deslizado el propio ministro de Salud, se espera que se reduzca el número de personas que se puedan reunir en actividades de ocio a un máximo de entre diez o veinte. Prymula aseguró, eso sí, que no pretendía endurecer más las condiciones a los bares y restaurantes, que ya deben cerrar sus puertas a las 22 horas.

Por otra parte, el ministro de Salud se reúne este martes con su homólogo de Educación para tratar un eventual cierre de los centros de enseñanza secundaria e incluso de las clases superiores de primaria, que deberían pasar a dar sus clases a distancia.

En cualquier caso, habrá que esperar a la reunión extraordinaria del Gobierno del miércoles para conocer los pormenores del nuevo estado de emergencia y saber un poco mejor cómo será la vida en Chequia en los próximos meses, puede que hasta Navidad.

palabra clave:
audio