Chequia y Francia incrementan su intercambio comercial

Foto ilustrativa: Barbora Kmentová

El intercambio comercial entre Chequia y Francia aumentó en el 140% durante los últimos diez años. Francia es una de las mayores economías europeas y en cuanto a sus relaciones económicas con Chequia, es el quinto mayor inversor en este país.

Foto ilustrativa: Barbora Kmentová
El 4,8% de las exportaciones globales checas del año pasado fueron dirigidas a Francia, representando ese país el cuarto mayor mercado para la economía checa. Por otra parte, Chequia es el segundo mejor socio comercial de Francia de entre los nuevos países de la Unión Europea,

La Cámara Comercial Franco-Checa registra últimamente un nuevo crecimiento del interés de Francia por desarrollar contactos con países de Europa Central. El supuesto motivo es, además de la proximidad geográfica y cultural, la calidad, la alta preparación profesional y el buen nivel tecnológico de las compañías checas.

A pesar del marcado aumento del intercambio comercial entre Francia y Chequia, todavía hay grandes lagunas para mejorar estos contactos. Según la Cámara Comercial, existe un gran potencial de cooperación e intercambio comercial que podría ser aprovechado por compañías checas de pequeño y mediano tamaño. Con ayuda de Francia, los productores checos podrían abrirse camino asimismo a los mercados de África, especialmente a los países francófonos, que tienen un gran potencial económico.

Las importaciones de Francia a Chequia aumentaron en 2013 en el 5%, alcanzando un valor de más de tres mil millones de euros, mientras que las exportaciones checas a Francia en 2013 alcanzaron cerca de los seis mil millones de euros. Chequia exporta a Francia en especial medios de transporte, máquinas, instalaciones de maquinaria y sus componentes, electrodomésticos, así como tecnologías informáticas.

A su vez, un ejemplo elocuente de las inversiones francesas en la República Checa es el proyecto conjunto de la compañía francesa PSA Peugeot – Citroën y la empresa nipona Toyota para la construcción de la fábrica automovilística TPCA en la ciudad de Kolín, cerca de Praga. Esta fue terminada e inició su funcionamiento en 2005 y en 2014 presentó tres nuevos modelos de coches unifamiliares.