Chequia rinde homenaje al fallecido ex presidente Václav Havel

Václav Havel, photo: archive of Czech Radio

Hace precisamente cuatro años falleció el ex presidente checo, Václav Havel, uno de los principales artífices de los cambios democráticos en el país iniciados en noviembre de 1989, y gran defensor de los Derechos Humanos. En la República Checa tiene lugar este viernes un sinnúmero de actividades en homenaje a esa respetable personalidad de la historia moderna.

Václav Havel, foto: Archivo de ČRo
Václav Havel se hizo ampliamente conocido en el país durante la Revolución de Terciopelo, en noviembre de 1989, cuando llegó a encabezar a la oposición al régimen comunista, contando con el respaldo de sus compañeros de la disidencia. Gracias a su autoridad moral y su carácter humilde, pronto se ganó las simpatías y el apoyo de las amplias masas populares, y entre 1990 y 2003 ocupó la presidencia del país.

En el cuarto aniversario de la muerte de Havel, quien falleció a la edad de 75 años, los checos decidieron rendir homenaje a ‘su presidente’ vistiendo pantalones largos con perneras demasiado cortas, en recuerdo a los pantalones que vistió Havel durante el desfile militar en su inauguración en el cargo presidencial, según indicó el organizador de esta actividad, Tomáš Pikola.

”Nuestra intención fue convencer al mayor número posible de personas para que el día del aniversario de la muerte de Havel salgan a la calle en pantalones con perneras cortas, a fin de recordar así al ex presidente checo. Queremos que la gente sonría y que continúe divulgando el legado de Havel y el buen humor que él tanto impulsaba”.

Foto: ČT24
Miles de personas reaccionaron positivamente a esta iniciativa divulgada en especial a través de las redes sociales, y salieron a las calles de Praga y de otras ciudades del país en pantalones de perneras cortas.

El programa de los actos conmemorativos con motivo del cuarto aniversario del fallecimiento de Václav Havel incluye igualmente un evento denominado ‘Un corazón al Castillo’ (Srdce na Hrad), organizado en Praga. Los interesados en participar se reúnen en horas de la tarde junto a la estatua ecuestre de San Venceslao, en la céntrica Plaza Venceslao, llevando cada uno un corazón fabricado por ellos mismos de cartón, cera o de cualquier otro material. De allí todos se dirigen a la Plaza de Hradčany, a la entrada al Castillo de Praga, donde entregan simbólicamente los corazones.

Jiří Bareš, foto: Página de Facebook Oficial de Jiří Bareš
El organizador de esta actividad, el músico Jiří Bareš, señaló que la situación actual en el país y en el mundo en general requiere que recobremos el legado del ex presidente checo, su insistencia en los valores morales, el respeto mutuo y la solución pacífica de los conflictos, tal como lo recalcó Havel en su discurso de Año Nuevo en 1997.

“Cada día estoy más seguro de que sería útil hacer algo a favor de que, al menos de vez en cuando, la verdad y el amor vencieran a la mentira y el odio”.

Otro desfile en homenaje a Havel fue organizado en la ciudad de Brno, y en Litomyšl fue expuesto un enorme corazón de cera, creado hace cuatro años por un grupo de artistas que utilizaron para su obra miles de velas que los ciudadanos encendieron en homenaje a Havel, tras su muerte.

Los actos conmemorativos en Chequia culminan con una misa de Réquiem en honor a Václav Havel, oficiada en la iglesia de Santa Anna, en la capital checa, por el arzobispo de Praga, Dominik Duka.