Chequia pone objeciones a la nueva política agraria común de la UE

Petr Bendl, foto: ČTK

Las prioridades checas respecto a la política agraria común de la Unión Europea, es uno de los puntos más destacados de la nueva estrategia del sector agrícola para los años 2014-2020, presentada este lunes por el ministro Petr Bendl. El documento tiene por objetivo además combatir el desempleo en el campo y frenar la caída de la producción pecuaria a nivel nacional.

Petr Bendl,  foto: ČTK
La postura checa hacia la nueva política común de la Unión Europea es el punto esencial de la nueva estrategia para el sector agrícola checo, presentada por el Ministerio de Agricultura.

Las nuevas reglas comunitarias entrarán en vigor a partir del año entrante y los Veintisiete tienen por delante las negociaciones sobre el aspecto final del documento, según destacó el ministro de Agricultura, Petr Bendl.

“Solicitamos condiciones justas en cuanto a las nuevas reglas. Deseamos tener una política agraria competitiva tanto dentro de la Unión Europea como con respecto a terceros países”, dijo.

La República Checa tiene varias objeciones en cuanto a la nueva política agraria común. Los checos por ejemplo rechazan la propuesta de que el pago de hasta el 30% de las subvenciones esté condicionado por el cumplimiento de estrictas reglas ecológicas. En caso de ser aprobada esa medida, Chequia tendría que dejar en barbecho unas 250.000 hectáreas de tierra.

Foto: Archivo de ČRo7
El Gobierno checo además señala que algunas reglas van en contra del esfuerzo de reducir la burocracia y garantizar una política agraria más transparente.

Por otro lado, la nueva estrategia checa buscará nuevas medidas para apoyar el sector agrícola nacional, según agregó el ministro.

“Queremos armonizar los intereses de los agricultores y las direcciones de las ciudades, que actualmente muchas veces están en contradicción. Queremos evitar las discordias y fomentar la colaboración entre ambas partes”, indicó.

La nueva estrategia además tiene por objetivo frenar la reducción de la producción animal, combatir el creciente desempleo, mejorar la eficacia energética y garantizar el aumento de la venta de los productos locales en el mercado nacional.

Jan Veleba y Petr Bendl,  foto: ČTK
Las Organizaciones No Gubernamentales que representan a los agricultores, calificaron la aprobación de la nueva estrategia como uno de los sucesos más importantes de este año.

El jefe de la Cámara Agraria, Jan Veleba, expresó que el documento podría frenar el descenso general que está sufriendo el sector agrario checo.