Chequia mantendrá su ejército en Irak mientras la OTAN no diga lo contrario

Soldats tchèques en Irak, photo: Jakub Novák / Armée tchèque

A pesar del ataque iraní a dos bases estadounidenses en Irak, por ahora el Gobierno checo no se plantea retirar las tropas desplegadas en este país en el marco de una misión de la OTAN.

Foto: archivo Ejército Checo

Dos bases militares con presencia estadounidense en Irak fueron atacadas por misiles iraníes en la noche del martes al miércoles. Este ataque se produjo en venganza por la muerte del general Soleimani, que la semana pasada murió en un ataque llevado a cabo por drones del Ejército de Estados Unidos.

Andrej Babiš, foto: ČTK/Vít Šimánek
Aunque la tensión ha aumentado en estos días en la región, el Ejército checo seguirá por el momento en el país, donde se encuentran 40 soldados y cinco policías que participan en una misión de la OTAN. La zona donde están los militares checos no ha sido atacada, según confirmó el primer ministro checo, Andrej Babiš, quien señaló para la Televisión Checa que el Ministerio de Defensa está tomando las medidas de precaución pertinentes.

“Los soldados checos en Irak están bien, no hay ningún problema. Por supuesto, el ministro de Defensa y el jefe del Estado Mayor están tomando algunas precauciones, pero no hay ningún problema”.

El Gobierno checo no se plantea retirar a las tropas de Irak de forma unilateral. Los siguientes pasos se darán de acuerdo con las decisiones que los aliados de la OTAN tomen de forma conjunta.

“Por ahora no habrá evacuación de tropas. Nosotros formamos parte de una misión de la OTAN, aunque también hay otras misiones individuales que otros países han acordado con el Gobierno de Irak. Pero en lo que respecta a nuestra misión, no vamos a llevar a cabo una evacuación”.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor, Aleš Opata, también transmitió un mensaje de tranquilidad y declaró que las tropas checas se encuentran seguras dentro de sus bases.

Aleš Opata, foto: Alžběta Švarcová, ČRo
“La situación de los miembros del Ejército checo que sirven en Irak es adecuada, dentro de todo lo que ha sucedido”.

La presencia checa en Irak, destinada principalmente al entrenamiento de policías locales y a la instrucción de personal iraquí acerca de la eliminación de sustancias químicas peligrosas, no es vista con buenos ojos por todas las fuerzas políticas checas.

El Partido por la Libertad y la Democracia Directa ha pedido al Gobierno que retire al Ejército de Irak por motivos de seguridad, una postura que comparte el Partido Comunista, quien considera una ocupación la presencia de tropas extranjeras en dicho país.

Otros partidos, como el Partido Pirata, TOP 09, el Partido Socialdemócrata y el Partido Cívico Democrático señalaron la importancia de aumentar la seguridad de los soldados checos desplegados en Irak, aunque no pidieron una retirada de la misión internacional.

El ministro checo de Relaciones Exteriores, Tomáš Petříček, expresó su deseo de que ambas partes solucionen el conflicto de una manera diplomática, e instó a la Unión Europea a servir de mediador para que no haya una escalada de la violencia.