Chequia controlará mejor las exportaciones de medicamentos

Foto: Vangelis Thomaidis / freeimages

Un mayor control de las exportaciones de medicamentos y un mejor sistema de información sobre la accesibilidad de los fármacos en el mercado nacional. Esto es lo que persigue una nueva enmienda a la Ley de Medicamentos, elaborada por el Ministerio de Salud checo. Las medidas quieren prevenir la insuficiencia de remedios en el país por ser vendidos eventualmente al extranjero en busca de mayores ganancias.

Foto: Vangelis Thomaidis / freeimages
Las compañías distribuidoras de medicamentos exportaron el año pasado de Chequia unos 15 millones de empaques de remedios. El Ministerio de Salud quiere que en el futuro esas compañías informen a los órganos estatales sobre ese tipo de envíos con dos meses de antelación. La nueva enmienda a la Ley de Medicamentos, a ser presentada al Gobierno, implica igualmente la obligación de los distribuidores de proporcionar al sector Salud datos sobre el destinatario de las exportaciones de fármacos y otros pormenores.

Para prevenir eventuales complicaciones a los pacientes en Chequia en caso de faltar determinados remedios en el mercado nacional, se cuenta con la existencia de una lista de los medicamentos más solicitados durante un determinado periodo. Los distribuidores estarían obligados a respetar esa lista, independientemente de tener pensado vender ese tipo de producto al exterior para obtener mayores ganancias, sostiene el viceministro de Salud, Tom Philipp.

“La lista especificaría por adelantado los medicamentos cuya eventual falta en el mercado nacional podría poner en amenaza la salud de los pacientes en Chequia. La compañía que quiera exportar esos remedios tendrá la obligación de informar de su intención con dos meses de antelación”.

En caso de que falte algún remedio en el mercado nacional, el Ministerio de Salud podrá prohibir su exportación. Si la empresa distribuidora violara la normativa, se le aplicaría una multa de hasta 700.000 euros.

De mantener actual la lista de los medicamentos más necesitados se encargará el Instituto Estatal para el Control de los Fármacos, como recalcó su portavoz, Lucie Šustková.

Foto: Lenka Šipošová, ČRo
”Tendremos que tener en cuenta varios factores. Tanto la situación en el mercado nacional de medicamentos y los planes de exportación de las compañías distribuidoras, como los suministros regulares de fármacos durante los últimos meses y el número actual de pacientes”.

El Colegio de Farmacéuticos checos apoya el nuevo proyecto de ley, aunque simultáneamente quiere disponer de garantías de que los datos sobre la exportación de medicamentos que serán proporcionados a las farmacias responderán a la realidad. Porque ocurre con frecuencia que los distribuidores prefieren exportar los fármacos a países donde reciben por ellos más dinero. Y esos remedios luego pueden faltar varios meses en el mercado checo. Los fármacos que más se venden al extranjero son los para las enfermedades del sistema nervioso, cáncer, alta presión, diabetes y problemas del aparato digestivo.