Chequia beca a estudiantes bielorrusos que huyeron del régimen de Lukashenko

Algunos de los estudiantes bielorrusos en la Universidad Técnica de Liberec

Gracias a un programa de becas del Ministerio de Educación checo, más de cien estudiantes de Bielorrusia estudian en universidades del país.

Durante las manifestaciones contra el régimen de Aleksandr Lukashenko tras las elecciones de 2020, las autoridades arremetieron de manera brutal contra la población y entre los más afectados se encuentran los estudiantes.

Miles de jóvenes optaron por abandonar su país para evitar terminar en las cárceles del régimen bielorruso. En la República Checa encontraron refugio más de cien estudiantes.

En la Universidad Técnica de Liberec estudian Lizaveta, Darya y Viera, tres chicas que por razones de seguridad han preferido utilizar nombres falsos. En declaraciones a la Radio Checa, Lizaveta indicó que desde la distancia siguen trabajando por el bienestar de Bielorrusia.

Universidad técnica de Liberec | Foto: SchiDD,  Wikimedia Commons,  CC BY-SA 4.0

“Estoy construyendo el futuro. Por medio de la Asociación de Estudiantes Bielorrusos mantengo contactos con estudiantes en Ucrania, Polonia, Alemania y Lituania. Estamos haciendo algo por nuestro país, porque en este momento vivimos en libertad, somos libres y podemos hacer todo por Bielorrusia”.

Las tres estudiantes están convencidas de que deben continuar denunciando las arbitrariedades del régimen de Lukashenko, y expresar su apoyo a los jóvenes, amigos y familiares que siguen en Bielorrusia.

“Nuestras actividades demuestran que somos muchos y que no nos hemos olvidado de nuestros amigos. Por ejemplo, yo tengo tres amigas que están en la cárcel. Las obligan a coser uniformes para la Policía. Las cartas que mandamos a prisión son censuradas, no se puede escribir sobre política”.

Las tres estudiantes insisten en que la represión y los ataques contra la libertad en su país no son un asunto cerrado para ellas. Seguirán denunciando lo que ocurre y buscando apoyo entre los estudiantes y la opinión pública en general.

Aleksandr Lukashenko | Foto: Okras,  Wikimedia Commons,  CC BY-SA 4.0

Consultadas por la Radio Checa, las tres chicas coincidieron en que extrañan mucho a sus familiares y amigos. Allá viven en una situación de inseguridad y peligro constante, no saben en qué momento las autoridades bielorrusas los pueden detener sin dar explicaciones, la represión es enorme, según indican.

Lizaveta, Darya y Viera, completaron un curso de checo intensivo y un semestre en la Universidad, pero confiesan que todavía tienen problemas con el idioma. Además de las ayudas del Ministerio de Educación, fue creada la iniciativa 11+1 que ofrece clases de checo y otras materias a los estudiantes bielorrusos, según dijo a la Radio Checo, Petr Ťoupalík, estudiante de la Universidad Carolina de Praga.

“Hemos contactado a unos 60 jóvenes en diferentes universidades de la República Checa. La mayoría estudia checo y otros repiten materias específicas como historia de Europa Central y álgebra lineal”.

El Ministerio de Educación checo apoya a los estudiantes bielorrusos con becas especiales, al tiempo que algunas universidades contribuyen con aportaciones para cubrir gastos relacionados con libros de texto y otros materiales didácticos.

En el primer semestre del actual año escolar fueron aceptados 113 estudiantes bielorrusos en 12 centros universitarios. La mayoría de los jóvenes estudia en la Universidad Carolina, la Universidad de Bohemia Occidental en Pilsen y la Universidad Técnica de Liberec.

Los estudiantes bielorrusos sostienen que, además de la ayuda de las autoridades universitarias y gubernamentales, han topado con una fuerte campaña de solidaridad entre los estudiantes locales que se interesan por lo que ocurre en su país.