Cámara Baja da luz verde a la jubilación a los 65 años de edad

La Cámara de Diputados aprobó la primera etapa de la reforma del sistema de pensiones que supone que los checos se jubilarán a los 65 años de edad a partir del año 2030. La enmienda a la ley debe ser aún aprobada por el Senado y ratificada por el presidente.

La reforma del sistema de pensiones supone que los hombres y las mujeres sin hijos o con uno se jubilarán a los 65 años de edad. Sólo las madres que tengan más de un niño podrán descontar hasta tres años en función del número de su prole.

El proyecto introduce, además, otros cambios significativos: Para tener derecho de cobrar la pensión, cada persona tendrá que trabajar como mínimo 35 años, es decir, 10 años más que en la actualidad. El período laboral no incluirá el ciclo de estudios universitarios, pero sí las vacaciones de maternidad, explicó el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Petr Nečas.

Petr Nečas (Foto: CTK)
“La reforma ofrecerá mejores condiciones de jubilación para las madres con niños y para la gente que cuida familiares discapacitados. Además, incluye una motivación importante para la prolongación de la carrera laboral, es decir, en caso de que el jubilado decida seguir trabajando, aumentará su renta. En fin, el proyecto incluye muchas cosas positivas”, subrayó el ministro.

Por su parte, el opositor Partido Socialdemócrata admitió que es necesario realizar una reforma del sistema de pensiones, pero no está de acuerdo con el proyecto concreto aprobado por la Cámara Baja, según resaltó el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales en la sombra, Zdeněk Škromach.

“La Socialdemocracia hace hincapié en que la prolongación de la edad para la jubilación es una realidad de la que no podemos huir. Otra cosa es bajo qué condiciones debe aumentar el límite de edad para la jubilación. La coalición gubernamental no dice de manera clara cuánto dinero recibirán los jubilados en el futuro, cuánto tendrán que pagar, o qué otras fuentes financieras estatales mantendrían el nivel de vida de los jubilados. Por eso no podemos apoyar la reforma”, indicó el vicepresidente del Partido Socialdemócrata.

La República Checa es uno de los últimos países europeos en aumentar el límite de jubilación a los 65 años. Actualmente, los hombres se jubilan a los 62 y las mujeres sin niños a los 61, respectivamente. La suma de la renta asciende en promedio al 40 por ciento de la media salarial del país, lo que corresponde al porcentaje habitual en la Unión Europea.