Cada vez más mujeres checas se vuelven adictas al alcohol

Una mujer checa bebe seis litros de alcohol puro al año en promedio. Así lo revelaron los resultados de un reciente estudio de la Clínica de Adicción del Hospital Facultativo de Praga.

El alcoholismo entre las mujeres se ha tornado un serio problema en Chequia. Mientras que en los 80 la proporción entre los hombres alcohólicos y mujeres adictas al alcohol era de diez a uno, actualmente es de cuatro a uno, según un reciente estudio sobre el nivel del alcoholismo.

De acuerdo con el psicoterapeuta Ondřej Sklenář, director de la organización sin fines de lucro Magdalena, que ayuda a los adictos, con frecuencia esta proporción entre hombres y mujeres alcohólicos es aún más equiparable.

El psicoterapeuta Ondřej Sklenář | Foto: YouTube / Magdaléna o.p.s.

”Nuestra experiencia en el terreno o en nuestros centros terapéuticos es parecida, aunque diría que la proporción entre los hombres y las mujeres adictos al alcohol se aproxima más de lo que revelan los datos estadísticos. De cada diez adictos al alcohol, seis son hombres y cuatro mujeres. Las mujeres se van aproximando a los hombres en lo que respecta al consumo excesivo de alcohol. Cada vez más mujeres buscan ayuda en las clínicas”.

Un brusco incremento del consumo excesivo de alcohol por parte de las mujeres se registró después de los cambios democráticos de 1989, cuando las mujeres llegaron a ocupar altos cargos directivos a los que durante el comunismo ni se atrevían a aspirar, de acuerdo con el psicoterapeuta Ondřej Sklenář.

”Muchas de nuestras clientes son mujeres con un alto nivel profesional, mujeres ambiciosas que ocupan cargos directivos en su centro de trabajo. Las tareas laborales, las presiones de parte de la sociedad y las exigencias que suelen aplicarse a sí mismas, para muchas pueden convertirse en algo imposible de cumplir. Se espera de ellas que sean excelentes en su trabajo como directoras de empresa, médicas u otras profesionales y que, además, sean buenas madres y esposas. Están expuestas a una enorme tensión, al estrés, que tratan de solucionar con el consumo de grandes cantidades de alcohol”.

Puede haber también otros motivos que llevan a la mujer al consumo de bebidas en exceso, por ejemplo, problemas en el trabajo, matrimonio, divorcio o la soledad. De acuerdo con Ondřej Sklenář, un peligro latente consiste en que las mujeres suelen consumir alcohol a escondidas y el problema pasa inadvertido, hasta que es demasiado tarde. Los tratamientos encaminados a superar la adicción al alcohol requieren que la mujer esté decidida a terminar con él.

Foto: Gerd Altmann,  Pixabay,  CC0

”Los tratamientos son a largo plazo y eso se lo digo a las mujeres desde un principio. Deben entender que la solución no será fácil e inmediata. El hecho de que la mujer con problemas de alcohol busque ayuda es su primera victoria”.

Lo fundamental en los tratamientos, en el caso de cualquier otra adicción, es descubrir el motivo inicial y que la persona reconozca que tiene un gran problema. Todo esto requiere tiempo.

Los tratamientos que presta la organización Magdalena pueden ser ambulantes, de seis meses y hasta un año de duración, o en forma de una estancia de un año en un centro terapéutico.

La organización Magdalena atiende a mujeres adictas al alcohol u otras drogas de 10 a 15 años como media y les ayuda a iniciar una nueva vida. Muchas de ellas se quedan sin trabajo, familia y hogar.

El reciente estudio del nivel de alcoholismo en Chequia realizado por la Clínica de Adicción del Hospital Facultativo de Praga confirmó que la cirrosis hepática es la segunda mayor causa de la muerte de las mujeres checas entre 20 y 54 años de edad, después del cáncer.