ANO no gobernará muchas de las regiones en las que ha ganado las elecciones

Foto: ČTK / Václav Šálek

Andrej Babiš celebró la victoria de su movimiento ANO en las elecciones regionales, pero varias coaliciones amenazan con dejarlo en la oposición en muchos de los casos. Gran batacazo de su socio de gobierno, el Partido Socialdemócrata, y se hunde también el Partido Comunista.

El mapa de ganadores las elecciones regionales, fuente: ČT24

Si en el mapa de ganadores las elecciones regionales predominó el azul característico del movimiento ANO, que se impuso en 10 de las 13 regiones que iban a las urnas (todas menos la de la ciudad de Praga), es muy probable que una vez formados los correspondientes gobiernos, quede un cuadro mucho más variopinto.

Andrej Babiš, líder del movimiento ANO, celebró la victoria y agradeció a todos aquellos que acudieron a votar a pesar del temor por la pandemia de coronavirus. También se mostró sorprendido por el éxito, como explicó nada más comenzar su intervención

“Reconozco que estaba preocupado por todos los mensajes de los medios de comunicación, incluida la Televisión Checa –y no voy a volver a referirme al último debate–. Realmente no han sido objetivos. Ha sido increíble, de la mañana a la noche criticando a nuestro gobierno”.

Martin Půta, foto: ČTK / Radek Petrášek

Solo ha habido un partido distinto del movimiento ANO que se ha alzado como primera fuerza en alguna región del país, y ese ha sido el de Alcaldes e Independientes. Martin Půta se impuso con autoridad por tercera vez consecutiva en la región de Liberec, y Petra Pecková, hasta ahora alcaldesa de la pequeña localidad de Mnichovice, ganó en Bohemia Central sobre el Partido Cívico Democrático y con ANO como tercera fuerza, su peor resultado en el país.

El líder del partido, Vít Rakušan, recordó que su partido tenía el compromiso en Bohemia Central de no pactar con el movimiento ANO. Petra Pecková anunció que las conversaciones para formar gobierno con el Partido Civico Demócrata, Partido Pirata y Aliados para Bohemia Central habían comenzado ya el sábado por la noche.

Vít Rakušan y Petra Pecková, foto: ČTK / Ondřej Deml

“Negociamos todos juntos, de forma colectiva. Declaramos nuestro interés en crear una coalición amplia para dejar al movimiento ANO en la oposición”.

También Alcaldes e Independientes vencieron en la región de Hradec Králove, pero allí en una coalición electoral con el Partido Cívico Democrático y Bohemios del Este que ha logrado el mismo número de representantes que el partido de Babiš. El Partido Pirata podría ser la llave que dé el gobierno a los primeros.

Pero también en las regiones en las que se ha impuesto ANO se está viendo la misma intención de formar gobiernos de coalición con todos los socios que haga falta como para dejar fuera al partido del primer ministro.

En Pilsen, Alcaldes e Independientes y el Partido Pirata anunciaron su intención de negociar, foto: ČTK / Miroslav Chaloupka

En Pilsen, Alcaldes e Independientes y el Partido Pirata, tercera y cuarta fuerza respectivamente, anunciaron su intención de negociar con otras facciones para logar la mayoría en la Cámara, que tienen a su alcance.

En Pardubice, la actual coalición que gobierna la región de socialdemócratas, Coalición por Pardubice, cívicodemócratas y Alcaldes e Independientes, también ha anunciado que prolongará su acuerdo, dejando sin opciones al vencedor ANO.

Igual sucede en Moravia del Sur, donde este mismo domingo se ha anunciado el pacto del Democristiano Partido Popular con el Partido Pirata, el Partido Cívico Democrático y Alcaldes e Independientes para superar al movimiento ANO y nombrar, probablemente, presidente regional al democristiano Jan Grolich.

Miloš Zeman (a la izquierda), foto: ČTK / Michal Krumphanzl

En Olomouc las negociaciones entre la coalición electoral de Alcaldes e Independientes y Piratas y el Partido Cívico Democrático ya han comenzado y dependerá de estos últimos que también allí se quede el gubernamental ANO con la miel en los labios.

Al presidente de la República Checa, Miloš Zeman, no le gustan estas coaliciones que dejarían fuera de los gobiernos regionales al movimiento ANO. En entrevista para el canal de televisión Prima este mismo domingo, consideró que el ganador de las elecciones debería estar en las coaliciones que se formen. Preguntado por el caso de Moravia del Sur, no dudó en calificarlo una “rebelión de perdedores”.

El Partido Comunista, foto: ČTK / Kateřina Šulová

Pero hay otras regiones en la que sí es probable que veamos incluso coaliciones llamativas desde la perspectiva nacional, que erijan en presidente regional al candidato de ANO.

Una cosa está clara, fuera de prácticamente todos estos cálculos se quedan el Partido Socialdemócrata y el Partido Comunista, grandes derrotados de la jornada electoral. Los socialdemócratas, partido de gran peso en el Gobierno con carteras tan importantes como Interior o Relaciones Exteriores, pasan de 88 representantes en las cámaras regionales a 37. En el caso de los comunistas, el estrépito es aún mayor: de un total de 86 escaños, a tan solo 13. Batacazo refrendado también en las elecciones a un tercio del Senado, donde los comunistas ya han desaparecido y los socialdemócratas optan a defender en segunda vuelta únicamente tres escaños.

A un año de las próximas elecciones generales, Andrej Babiš ve, por un lado, que una vez más sus rivales políticos prefieren pactar entre ellos que con su movimiento y, por otro, que a los dos partidos que permitieron su investidura para gobernar el país, probablemente apenas les dé ni para entrar en el Parlamento.