Andrej Babiš y “ANO 2011” se llevan los votos de los indecisos

Andrej Babiš, photo: CTK

El partido “ANO 2011” del multimillonario checo Andrej Babiš, de origen eslovaco, fue la sorpresa esperada de estas elecciones parlamentarias anticipadas. Participó por primera vez y ocupó el segundo lugar que le otorgará una importante dosis de poder.

Andrej Babiš, foto: ČTK
Con una campaña ‘antipolítica’ llena de críticas al sistema político aplicado en el país, el multimillonario Andrej Babiš irrumpió en el acontecer político checo con un mensaje que trató de ser innovador.

Indiferentemente del hecho de si lo consiguió o no, Babiš dijo en su mensaje que es partidario de que la política se gestione con principios similares a los de una empresa.

Vendió la imagen de cambio y aseguró que la celebración de elecciones una vez cada cuatro años es lo único positivo que aporta el sistema vigente. Andrej Babiš sostiene que su incursión en la política responde a la falta de líderes.

El multimillonario asegura que buscó una formación política cercana a sus ideas, pero que al no encontrarla se vio forzado a convertirse él mismo en político.

El empresario de 59 años de edad, hizo su fortuna en el sector agroquímico tras la caída del comunismo en 1989. Este año compró la editorial Mafra, que publica dos de los diarios más renombrados del país ‘Mladá Fronta Dnes’ y ‘Lidové Noviny’. Sus adversarios políticos le comparan con Berlusconi.

La fortuna personal de Babiš se estima en unos 1.500 millones de euros, lo que le convierte en el segundo checo más rico. Para muchos electores eso representa una especie de garantía de que el empresario no busca la política para enriquecer.

Babiš es propietario de Agrofert, un holding con 34.000 empleados y 200 empresas tanto en la República Checa, como en Eslovaquia, Hungría, Polonia, Holanda y Alemania.