Alerta de huelga en las centrales electronucleares checas

Temelín, Foto: CTK

La Empresa Energética Checa, CEZ, planea despedir en los próximos dos años a 600 empleados de las dos centrales nucleares del país, Temelín y Dukovany. Los sindicatos se declararon en alerta de huelga.

Temelín, Foto: CTK
Después de años de agudas disputas con los ecologistas la Empresa Energética Checa, CEZ, hace frente a sus propios empleados. El masivo despido está relacionado con los planes de fusionar las centrales de Dukovany y Temelín, siutadas en Moravia y Bohemia del Sur respectivamente.

El portavoz de la central nuclear de Dukovany, Petr Spilka, afirma que la empresa se ve obligada a reducir los costes para asegurar su competitividad en el mercado. Frente a los temores de los sindicatos Spilka objeta que los despidos no alterarán en ningún caso la seguridad.

Temelín, Foto: CTK
"En Occidente hay centrales eléctricas que funcionan muy bien y tienen menos empleados. Naturalmente tenemos que tomar en consideración las limitaciones técnicas de la central, pero es mucho lo que se puede lograr con una buena organización del trabajo. Además, todos los cambios se presentan a la Oficina Estatal para la Seguridad Nuclear y en caso de cualquier duda con respecto a la seguridad nuclear, esta intervendría".

La Empresa Energética Checa prometió pagar a los despedidos una indemnización de entre cinco y trece salarios mensuales. Pero los sindicalistas advierten que la situación en el mercado laboral en la región es alarmante ya en la actualidad.

Por ello requieren una reunión con los ministros de Finanzas y de Industria y Comercio. De no encontrar apoyo están decididos a declararse en una huelga simbólica e incluso pedir ayuda a sus colegas de la Unión Europea. La producción de energía, sin embargo, no se interrumpirá.