Zelezný continuará siendo director general de la televisión Nova

r_2100x1400_radio_praha.png

La lucha por el control sobre la televisión Nova acabó con una reconciliación. Los dos más importantes propietarios de la licencia de emisión acordaron gestionar el canal televisivo en común.

Los dos adversarios, el grupo financiero PPF y la compañía MEF Holding, que desde hace seis semanas disputaban la hegemonía sobre la televisión Nova, decidieron repartirse en el futuro sus papeles.

Mientras que la compañía MEF Holding se ocupará exclusivamente de la programación, el grupo PPF se encargará de las cuestiones financieras del canal. La compañía PPF, que posee ya la Caja de Seguros Checa, adquirirá así una gran influencia también en el mercado de los medios de comunicación.

Las dos partes se vieron obligadas a hacer conceciones. Uno de los puntos controvertidos fue la figura del actual director de Nova, Vladimir Zelezny. Ambas compañías acordaron confirmar al polémico ejecutivo en el cargo de director general del canal.

Escudo de Nova
El portavoz del grupo financiero PPF, Martin Svehla, no ocultó el propósito principal del acuerdo conseguido.

"Nuestro objetivo es conseguir estabilidad jurídica y financiera en la televisión Nova y prepararla para la venta a un inversionista extranjero", señaló.

Según el acuerdo, el grupo financiero PPF y la compañía MEF Holding, juntarán sus activos en la televisión Nova y se las repartirán posteriormente por partes iguales. Además de administrar conjuntamente el canal televisivo dirigirán, por ejemplo, también empresas que compran para la televisión los spots publicitarios o aseguran su funcionamiento desde el punto de vista técnico.