Vanguardista que enseñaba al mundo a experimentar

Paris, 1939 (Photo : Alexandr Hackenschmied; repro: Torst)

Innovador, vanguardista, fundador del cine experimental y promotor del sistema IMAX - todo ello caracteriza al fotógrafo y cineasta checo Alexandr Hackenschmied, que falleció en estos días en Nueva York. Su obra marcó significativamente el desarrollo del arte contemporáneo checo y mundial.

La fotografía fue para Alexandr Hackenschmied el camino conducente al arte cinematográfico. Pese a ello, fue un excelente fotógrafo y testigo activo del turbio desarrollo de la vanguardia checa en los años 30.

Alexandr Hackenschmied comenzó a interesarse temprano por la experimentación y la vanguardia en el arte. En 1930 organizó en Praga una exposición de fotógrafos vanguardistas checos. Sin embargo, se inclinaba cada vez más hacia el cine y cooperó con destacados cineastas checos.

En 1939 se vio obligado a huir ante el régimen nazi y se asentó en EE.UU., donde continuó su exitosa cooperación con el director de cine documental estadounidense, Herbert Klin. Pronto se impuso como camarógrafo, editor y director de cine. En Hollywood conoció a la poetisa Eleanora Deren, con la que contrajo matrimonio y que se convirtió para él en una fuente inagotable de inspiración. Junto con ella, Alexandr Hackenschmied rodó en 1943 la película "Meshes of the Afternoon", considerada como una de las obras claves del cine independiente estadounidense.

Alexandr Hackenschmied continuó dedicándose al cine hasta su muerte. Es autor de varios documentales para organizaciones como la ONU y de películas de múltiple proyección para diversas exposiciones mundiales. El cortometraje "Alive!", presentado en la Feria Mundial de Nueva York, fue galardonado en 1965 con un Oscar.

Alexandr Hackenschmied fue una personalidad de muchos talentos y amplias capacidades. Su aporte al desarrollo del arte fotográfico y cinematográfico resulta incuestionable.