Un nuevo libro sobre las joyas arquitectónicas industriales de la RCh

r_2100x1400_radio_praha.png

Torres de extracción, altos hornos, naves fabriles, molinos, depuradoras de agua aparecen en las páginas de un nuevo libro de fotografías dedicado al patrimonio industrial de la República Checa.

En el pasado estos sitios sirvieron para aumentar las cuotas de producción contribuyendo al brusco desarrollo del país, hoy pueden convertirse en centros culturales o viviendas. Ostrava, Kladno, Liberec, la misma capital Praga y muchas otras ciudades más pequeñas albergan las joyas arquitectónicas que presenta el libro titulado "Industrial_Memoria_Principios", de la editorial Titanic.

Según explicó uno de sus autores, Benjamin Fragner, la publicación empalma con el trabajo del Centro de Investigación del Patrimonio Industrial que se centra en monitorear las construcciones industriales en la República Checa.

"Creamos una base de datos, que está parcialmente accesible en Internet. Hoy día incluye más de ocho mil edificios, algunos se utilizan para fines nuevos, otros se desmoronan. De esta rica oferta seleccionamos los que destacan por algo típico, que pueden decir algo al lector o caracterizan alguna idea sobre la que queremos llamar la atención".

Las imágenes del fotógrafo Pavel Fric vienen acompañadas con fotografías de los archivos y un texto explicativo que acerca también el contexto histórico de los edificios y las áreas industriales, construidos en su mayoría entre los años 1860 y 1910.

Benjamin Fragner nos describió qué eran las llamadas "plantas", en checo "etázovky".

"Son edificios industriales que hicieron uso de la mecanización durante el desarrollo de la producción a máquina. Se usaron ante todo en la industria textil y en algunas empresas de maquinaria posibilitando ubicar en una gran superficie un gran número de máquinas y conectarlas con un sistema de suministro de energía, trátese de la energía hidráulica, de vapor, etc."

El título del libro "Industrial", en checo "Industriál", una mutilación derivada de la palabra "industria", debe evocar que la arquitectura industrial es más un tema cultural que un tema de la historia de la técnica, sostuvo Benjamin Fragner.

"Tratamos de confeccionar el libro de manera que atraiga la atención de los que no se ocupan profesionalmente de este tema, pero no ofenda a los profesionales que cuidan de los monumentos o a los historiadores de arquitectura".

La publicación del libro "Industrial_Memoria_Principios" acompaña los festejos del 300 aniversario de la fundación del Instituto Superior Tecnológico Checo de Praga.

Foto: Bohuslav Sír, Editorial Titanic

palabra clave:
audio