Últimos checos caen en Wimbledon

Foto: ČTK
0:00
/
0:00

Los dos últimos representantes checos, Tomáš Berdych y Radek Štěpánek, cayeron este lunes en los octavos de final del Wimbledon. Otra mala noticia para la afición es que Štěpánek volvió a resentirse de su lesión en el tobillo y es posible que se pierda los cuartos de final de la Copa Davis contra Argentina.

Štěpánek: “Se me acabó la gasolina”

Lleyton Hewitt y Radek Štěpánek, foto: ČTK
Radek Štěpánek entró en el partido contra Lleyton Hewitt de manera excepcional. El checo se hizo con los dos primeros sets por 6-4 y 6-2. Pero después el australiano resucitó y dominó en la pista ganando los tres sets restantes por 1-6, 2-6 y 2-6. Una vez terminado el encuentro, Štěpánek lamentó haber desaprovechado la ventaja.

“Creo que los primeros dos sets he jugado muy bien y he tenido el partido bajo control. Superaba a Hewitt en todos los aspectos. Por desgracia, al principio del tercer set él logró romper mi saque, dejó de cometer fallos, empezó a sacar mucho mejor y el juego se igualó. Después ya no fui capaz de regresar al partido. Se me acabó la gasolina”.

El checo de nuevo se lesionó el tobillo. Además, tuvo problemas en el muslo, terminó el partido con la pierna izquierda vendada y queda en suspenso su participación en la Copa Davis contra Argentina que se disputará entre el 10 y 12 de julio en la ciudad de Ostrava.

“Es una sensación desagradable levantarme de la cama sin saber si seré capaz de terminar un partido. Sobre todo, es peligroso para el físico, porque puede pasar cualquier cosa. Haré todo lo posible para poder jugar la Copa Davis, pero ya veré cómo me siento, porque la salud es lo principal”, resaltó el jugador que ocupa la posición 23 del ranking mundial.

Berdych: "El partido fue unilateral"

Tomáš Berdych, foto: ČTK
Mientras Štěpánek cayó tras un largo duelo de cinco sets, su compañero Tomáš Berdych perdió con Andy Roddick de manera clara tras una hora y 40 minutos. El checo no creó ni una sola bola de break, cayó por 6-7, 4-6 y 3-6 y reconoció que el estadounidense no le dio ninguna posibilidad de dar vuelta al partido.

“El partido fue suyo. No he tenido ninguna posibilidad de romper su saque. No dejó ni una sola pelota suelta para ayudarme un poco en conseguir alguno de los puntos clave. Mereció ganar”, dijo el tenista que cumplirá en septiembre los 24 años de edad.

A pesar de perder de manera clara contra Roddick, Berdych calificó de buena su actuación en el césped londinense. El jugador número uno checo ahora espera poder ayudar al combinado nacional también en la superficie rápida de ČEZ Aréna de Ostrava contra Argentina en los cuartos de final de la Copa Davis.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio