Sudáfrica 2010: un sueño que se está convirtiendo en pesadilla

Milan Baroš, foto: CTK

Eslovaquia derrotó a la República Checa de visita en Praga, por 2-1, y condenó al equipo de Petr Rada al cuarto lugar del grupo 3, en las clasificatorias para el Mundial Sudáfrica 2010. Ahora los checos, que tienen cuatro partidos por delante, no dependen de sí mismos para llegar a la cita máxima del balompié.

República Checa - Eslovaquia, foto: CTK
De mal en peor le va a la República Checa en su azaroso camino a Sudáfrica 2010. Al insípido empate sin goles del sábado ante Eslovenia, sumó ahora una imprevista y dolorosa derrota, en su feudo, ante la vecina Eslovaquia, que quedó en el segundo lugar del grupo 3.

El denominado duelo fratricida entre dos naciones que antes formaban un solo país, dejó a los locales en una más que incómoda posición en su grupo. Y Eslovaquia acaricia el sueño de asistir por primera vez a un mundial, desde que se separaron de los checos en 1993.

El arquero del Chelsea inglés y máxima figura del cuadro nacional, Petr Čech, comentó que lucharon por la victoria, pero al final la suerte les fue adversa.

“En el fútbol a veces basta con algunos detalles pequeños para que todo se ponga en tu contra. Como hoy, contra Eslovaquia. Hemos dado el máximo para conseguir la victoria, pero no se pudo y al final anotaron ellos. Es una lástima. Ahora queda mucho tiempo para los próximos encuentros y no sabemos qué puede pasar con la selección hasta entonces”, indicó Petr Čech.

Fueron los visitantes los que abrieron el marcador, en el primer tiempo, debido a un error de la zaga checa. El empate llegó rápido: un autogol del defensa del Liverpool, Martin Škrtel, tras un tiro de esquina.

En el segundo tiempo los checos se crearon un par de oportunidades de marcar. David Jarolím, con una volea de media distancia, que besó el poste, y Tomáš Necid, con un tiro sobre el travesaño, estuvieron a punto de vulnerar la valla eslovaca.

Petr Rada, foto: CTK
Pero fue el delantero Erik Jendrišek quien, en un contragolpe, batió a Petr Čech, en el minuto 83, para sellar el marcador.

El entrenador local, Petr Rada, se mostró desolado en la conferencia de prensa posterior al match, aunque no quiso comentar sobre su posible renuncia al cargo.

“Creo que esa es una cuestión que hay que preguntarle a los dirigentes del fútbol checo. Ahora, después de esta derrota, está claro que me lo empezaré a plantear, pero no es el momento, tengo que hablarlo con los otros entrenadores, y ver de nuevo este partido. Por supuesto que esta situación para nosotros no es nada agradable”, sostuvo Petr Rada.

Irlanda del Norte se afianzó en la primera posición del grupo 3, tras derrotar a Eslovenia por 1-0. Y Polonia, que aplastó a San Marino por 10-0, se instaló en tercer lugar. El próximo partido de la selección local se jugará el 5 de septiembre, en seis meses más. Y será un partido especial: la revancha contra Eslovaquia, pero esta vez en Bratislava.

República Checa versus Eslovaquia: 1-2

Estadio del Sparta en Praga.

Espectadores: 14.956.

Goles: 22 min. Šesták, 0-1. 30 min. Škrtel (autogol), 1-1. 83 min. Jendrišek, 1-2.

Árbitro: Undiano Mallenco (Espaňa).

Tarjetas amarillas: Škrtel, Štrba, Šesták (todos de Eslovaquia).

República Checa: Čech - Grygera, Kováč (71 min. Pospěch), Rozehnal, Jankulovski - Polák - Sionko (84 min. Lafata), Jarolím, Plašil - Baroš, Necid (78 min. Fenin).

Eslovaquia: Mucha - Pekarík, Škrtel, Ďurica, Zabavník - Šesták (74 min. Stoch), Štrba, Hamšík (87 min. Sapara), Karhan, Jendrišek (90 min. Vittek) - Hološko.

palabra clave:
audio