Se exponen unas de las fotografías más antiguas de las urbes checas

La Catedral de Santa Bárbara de Kutná Hora en imágen de Andreas Groll (1939-40), foto: free domain

La Casa de la Fotografía de Praga expone unas de las primeras imágenes de las ciudades checas, tomadas a mediados del siglo XIX por el fotógrafo vienés Andreas Groll.

La Catedral de Santa Bárbara de Kutná Hora en imágen de Andreas Groll (1939-40), foto: free domain
Sus imágenes de los destacados monumentos praguenses, la Catedral de Santa Bárbara de Kutná Hora y del castillo de Rožmberk se hicieron famosas a nivel internacional. Con su nombre no pasó lo mismo. El oriundo de Viena Andreas Groll fue según los historiadores el pionero de la fotografía en el territorio checo. No obstante, una gran parte de su enorme producción pasó desapercibida.

El hallazgo de más de 500 fotografías, guardadas en el Instituto de la Historia del Arte de Praga, impulsaron a los historiadores a poner en marcha una investigación en archivos y museos checos para realizar una exposición conmemorativa en su homenaje.

Andreas Groll desarrolló su afición a la fotografía como autodidacta. En 1853 empezó a ejercer como fotógrafo autónomo, pero a diferencia de sus coetáneos nunca se dejó seducir por los éxitos comerciales de la fotografía de estudio. Con su cámara y un cuarto oscuro portátil prefería recorrer las ciudades del Imperio Austrohúngaro, poniendo en su mirilla, sobre todo, los monumentos medievales.