Se dispara el número de conductores ebrios en las carreteras de Chequia

Foto: Carlos Paes / freeimages

El número de accidentes de tránsito provocado por conductores ebrios se dispara en las carreteras checas. En la mayoría de los casos se trata de conductores con una tasa de 1 gramo de alcohol por litro de sangre, lo que se califica como estado de ebriedad.

Foto: Carlos Paes / freeimages
La República Checa es uno de los cinco países europeos, además de Estonia, Rumania, Eslovaquia y Hungría, donde rige tolerancia cero de alcohol a la hora de conducir.

Lamentablemente los últimos reportes de la Policía de Tránsito indican que un elevado número de accidentes en ruta se deben a que los conductores manejan bajo los efectos del alcohol.

Lubomír Veselý, oficial de la Policía de Tránsito, confirmó que en los últimos cuatro meses se registraron 200 accidentes en carretera provocados por el consumo de alcohol.

“Con un gramo de alcohol por litro de sangre el conductor cae en lo que se conoce como ‘efecto túnel’, esto quiere decir que pierde la visión periférica, lo que impide mantener el control del vehículo”.

Los ensayos realizados en polígonos de prueba demuestran que a partir de un gramo de alcohol por litro de sangre la persona pierde el control de sus movimientos, se reduce la capacidad de vigilancia, percepción del riesgo y se sufre una perturbación general de comportamiento y juicio.

En algunos países europeos es permitido conducir con un máximo de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, pero un número cada vez mayor de expertos recomiendan reducir a cero el consumo de bebidas alcohólicas mientras se conduzca.

Las estadísticas indican que en la República Checa los conductores que con más frecuencia beben antes de manejar tienen edades que oscilan entre los 25 y los 30 años, pero últimamente se ha notado un aumento en hombres mayores de 50 años.

Foto: Filip Jandourek
Entre los accidentes más trágicos de las últimas semanas destaca el de un joven que no respetó la orden de detener su vehículo, atropelló y mató a una mujer policía y después se dio a la fuga. Tras recorrer varios kilómetros a alta velocidad perdió el control del automóvil y se salió de la carretera, conducía bajo los efectos del alcohol.

En la ciudad de České Budějovice un conductor atropelló a una persona en silla de ruedas y, al igual que en el caso anterior, el atropellado falleció y el chofer huyó del lugar de los hechos, pero posteriormente fue detenido.

La prueba de alcoholemia indicó 2,8 gramos de alcohol por litro de sangre. La Policía de Tránsito y los ayuntamientos de varias ciudades han puesto en marcha una serie de campañas para recordar a los conductores que la única receta válida es que cuando se bebe alcohol no se conduce.


Índice de alcoholemia

* Si la tasa de alcoholemia está entre 0,5 y 0,8 gr. existe 4 veces más riesgo de accidentes.

* Si la tasa de alcoholemia está entre 0,8 y 1,5 gr. existe 9 veces más riesgo de accidentes.

* Si la tasa de alcoholemia está entre 1,5 y 2,5 gr. existe 16 veces más riesgo de accidentes.

* Si la tasa de alcoholemia es superior a 2,5 gr. es imposible poder conducir.

palabra clave:
audio