Resumen económico

Foto: seaskylab, FreeDigitalPhotos.net

El Banco de China tendrá su sucursal en Chequia; los bancos checos pasaron con éxito el test de confianza; el sueldo bruto se multiplica por ocho en Chequia desde 1989; Chequia produce 24 millones de toneladas de basura. Esos son algunos de los temas económicos más interesantes de los últimos días.

El Banco de China tendrá su sucursal en Chequia

Miloš Zeman, foto: ČTK
El Banco de China abrirá una sucursal en la República Checa, tal como se ha acordado durante la visita oficial del presidente checo, Miloš Zeman, al gigante asiático. La entidad es una de las mayores de China y del mundo en general.

La inauguración de la primera sucursal del Banco de China en la República Checa debería tener lugar el próximo año, con lo que el país se convertiría en puente para que esta entidad entre en los mercados financieros de la Unión Europea, tal como expresó el presidente Zeman en el foro empresarial chino-checo celebrado con motivo de su viaje oficial al país asiático.

Foto: seaskylab, Free Digital Photos
En cualquier caso, el Banco de China, uno de los de mayores beneficios del mundo, ya actúa en territorio europeo a través de su filial en Budapest, fundada en 2003. En su momento se vio a Hungría como un punto de unión entre Europa del Este y del Oeste, además con gran potencial económico. Todo indica que en el caso de Chequia pesan los mismos factores.


Los bancos checos pasaron con éxito el test de confianza

Foto: Eva Odstrčilová, Archivo de ČRo
Los bancos de la República Checa no planean ningún cambio en su política de créditos, a pesar de los resultados positivos obtenidos en el examen realizado por el Banco Central Europeo. Todas las compañías maternas de los bancos checos pasaron con éxito el test de confianza, y según los economistas, deberían inyectar más capital en la economía nacional.

En las pruebas de confianza realizadas por el Banco Central Europeo suspendieron 25 de las 130 entidades financieras examinadas. Se trataba sobre todo de bancos pequeños del sur de Europa y entre ellas no se encontraba ninguna compañía con filial en el mercado checo.

Uno de los objetivos del test era precisamente demostrar la buena forma del sector bancario europeo y vencer la resistencia tanto de las entidades a conceder más créditos a las empresas como de las empresas a pedir préstamos. De esta manera se contribuiría a relanzar la situación económica de la Unión Europea, que actualmente se encuentra prácticamente estancada.


El sueldo bruto se multiplica por ocho en Chequia desde 1989

Foto: Prokop Havel, Archivo de ČRo
El sueldo bruto se ha multiplicado por ocho en Chequia desde la Revolución de Terciopelo, en 1989. Tras restar la inflación, el sueldo ha crecido en más del 50% desde aquel entonces, al igual que el Producto Interno Bruto.

El salario bruto medio asciende hoy día en Chequia a unos 930 euros, equivalentes a 25.800 coronas checas. Mientras que en el año 1989 el sueldo alcanzaba apenas unas 3.200 coronas checoslovacas.



David Marek, foto: Šárka Ševčíková, Archivo de ČRo
“Al comparar el salario neto y el precio de los productos resulta que mientras en 1989 podían comprar con un salario medio unas veinte camisas, hoy día adquirirán hasta 13 más”, indicó el economista de la empresa Deloitte, David Marek. “Mientras que para comprar un automóvil pequeño en 1989 necesitábamos 34 sueldos mensuales, hoy basta con ahorrar 12 salarios”, agregó el experto.

Sin embargo, en algunos aspectos la situación empeoró. Por ejemplo, el sueldo medio antes de la Revolución de Terciopelo era suficiente para comprar una tonelada y media de patatas, mientras que hoy da solo para una tonelada. Antes del año 1989, los checos podían comprar de un sueldo 340 entradas al cine, mientras que hoy solo 160.


Chequia produce 24 millones de toneladas de basura

Foto: Archivo de Radio Praga
La República Checa produjo el año pasado 24 millones de toneladas de basura. La mayoría de los desechos, el 90%, fue producto de las empresas, sobre todo, del sector de la construcción.

En el año 2013, cada habitante checo produjo en promedio 307 kilogramos de basura, es decir, un kilo más en comparación con el año anterior.

La mayoría de los desperdicios son producidos por las empresas, en su mayoría del sector de construcción, según se desprende del sondeo estadístico. Sin embargo, en los últimos años aumenta el esfuerzo de las firmas por reciclar la basura. El año pasado, las empresas reciclaron 12 millones de toneladas de basura y otro millón de toneladas utilizaron para la producción de energía.

Más de la mitad del número total de la basura producida en Chequia el año pasado terminó en los basureros, una cuarta parte fue reciclada o sirvió de compost, mientras que una quinta parte terminó en los incineradoras.

Autor: Roman Casado
palabra clave:
audio