Resumen económico

Jan Mládek à Téhéran, photo: Ministère de l'Industrie et du Commerce

El crecimiento de la riqueza de los checos durante las dos últimas décadas, la misión comercial de Ministerio de Industria en Irán, la voluntad del Gobierno de hacer que Chequia sea la puerta de entrada de China en Europa o los datos que sitúan a los checos entre los más emprendedores de Europa. Esos son algunos de los principales temas económicos de los últimos días.

Los checos no están satisfechos, aunque viven mejor que hace 25 años

Foto ilustrativa: Kristýna Maková
El sueldo bruto real ha crecido en un 94% en la República Checa desde el año 1993. Los checos disponen de viviendas más grandes, la superficie residencial per cápita ha crecido de 25 a 32 metros cuadrados en los últimos 25 años. Así lo señala el estudio titulado ‘Los Checos 1990 – 2015’ elaborado por la agencia KPMG.

El informe señala además que la gente dispone de mayores bienes que a principios de los años 90. Las propiedades de más del 60% de los hogares superan un millón de coronas checas (unos 37.000 euros). Además, crece el número de personas capaces de ahorrar de su sueldo.

A pesar de los datos optimistas mencionados más arriba, el 71% de los checos se muestran pesimistas en cuanto al camino por el que se dirige la sociedad, mientras que en 1993 unas dos terceras partes de la población pensaban lo contrario.

Chequia, puerta de entrada de China a Europa

Bohuslav Sobotka, foto: archivo de la Oficina del Gobierno Checo
El primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, anunció que tratará que el país se convierta en una puerta de entrada para los inversores chinos en Europa. En su opinión Praga podría funcionar como nudo de comunicaciones entre China y la Unión Europea, y además servir de entorno para la sede de las principales instituciones financieras del país asiático.

En este sentido, el mandatario mencionó la línea aérea directa entre Praga y Pekín inaugurada el año pasado, y la línea Praga-Shangái, que se espera comience este año. Sobotka aseguró además que ya se han iniciado conversaciones para el establecimiento de una tercera conexión aérea.

Solo el año pasado las empresas chinas compraron o anunciaron la adquisición de participaciones en empresas checas por valor de 370 millones de euros. Entre las operaciones chinas en la República Checa destacan la compra de la mitad del equipo de fútbol Slavia de Praga, la mitad de la compañia aérea Travel Service, la mayoría de las acciones de la cervecera Lobkowicz y adquisiciones en el sector de los medios de comunicación.

Los estímulos estatales checos a la inversión llegaron a los 185 millones en 2015

Foto ilustrativa: Comisión Europea
De acuerdo con los datos hechos públicos por la agencia estatal CzechInvest, el año pasado el Gobierno checo otorgó alicientes económicos para la inversión por valor de casi 185 millones de euros, una cantidad cinco veces menor que en 2014. Uno de los motivos es que desde junio de 2014, según estableció la Comisión Europea, la cantidad máxima de apoyo público a la inversión fue reducida en las regiones checas del 40 al 25% del monto total.

Aun así el apoyo dio resultado a tenor de las cifras finales de la inversión extranjera en el país. Los inversores desembolsaron en Chequia más de 800 millones de euros y crearon más de 4.000 nuevos puestos de trabajo.

Los checos, entre los más emprendedores de Europa

La República Checa se caracteriza por un alto número de trabajadores por cuenta propia, como confirma el último estudio del Instituto Checo de Estadística. Más de 1,8 millones de personas, es decir un 17% de la población, trabajan por cuenta propia en la República Checa. Solo el año pasado entraron en activo 35.000 nuevos cuentapropistas.

La República Checa tiene también una elevada proporción de empresarios: el 8% de su población, según el estudio, mientras que en Francia este colectivo forma el 4,5% y en Austria el 5,5%. En la Unión Europea solo Gran Bretaña, con un 8,5% la supera en tamaño del empresariado.

Chequia allana su camino hacia Irán

Jan Mládek en Irán, foto: archivo de la Oficina del Ministerio de Industria Checo
La venta de 250 tractores fue el mayor éxito de las negociaciones que mantuvo en Irán una delegación comercial checa, encabezada por el ministro de Industria y Comercio, Jan Mládek. El país situado en Oriente Medio se convierte en un socio muy atractivo tras el levantamiento de las sanciones de la UE, EE.UU. y la ONU, introducidas para detener la escalada nuclear iraní. La República Checa abrió en Teherán una sucursal de la empresa estatal CzechTrade, cuyo objetivo es fomentar las firmas nacionales en los mercados extranjeros.

Naturalmente, en una potencia petrolera como Irán se habló mucho de la industria petroquímica, pero el ministro hizo hincapié en que se perfila también como muy prometedor el sector de la construcción iraní, ya que se prevé que la población de ese país aumente en unos diez millones de habitantes antes del año 2030. Otro de los campos con un gran potencial es el de la depuración de aguas residuales.

Autor: Carlos Ferrer
palabra clave:
audio