Resumen Económico

Photo: Veronika Hlaváčová

El Gobierno, los Sindicatos y la Patronal buscan consenso sobre el monto del salario mínimo; Chequia es el séptimo país menos endeudado de la UE; en la ciudad de Tomáš Baťa tratan de revivir el oficio de zapatero tradicional. Estos son algunos de los temas del resumen económico de esta semana .

Se busca un acuerdo para aumentar el salario mínimo

El salario mínimo aumentará el próximo año en Chequia, pero hasta el presente no se ha llegado a un acuerdo entre el Gobierno, los sindicatos y las patronales sobre el monto.

Foto: Eva Odstrčilová, ČRo
El gubernamental Partido Socialdemócrata propone 41 euros mensuales, mientras que los sindicatos piden 59 euros, y la Unión de la Industria y Transportes insiste en que el incremento debería ser de 26 euros mensuales como máximo.

El presidente de la Unión de la Industria y Transportes, Jaroslav Hanák, admitió la necesidad del incremento del salario mínimo, al tiempo que recordó que mientras que a principios del año su organización estaba decidida a respaldar un aumento máximo en 18 euros, actualmente está dispuesta a aceptar que sea en 26 euros mensuales, pero como nivel tope.

Los sindicatos presionan a que el incremento de los salarios en Chequia, incluido el mínimo, avance a un ritmo más rápido. Sus líderes argumentan que de continuar el aumento al ritmo actual, demoraría más de cien años que los salarios de los trabajadores checos se aproximaran al menos a los de sus colegas de las vecinas Alemania y Austria.


Chequia es el séptimo país menos endeudado de la UE

La deuda de las instituciones públicas de la República Checa se ha reducido ya hasta el 41% del PIB, lo que sitúa al país entre los menos endeudados de la Unión Europea. Solo seis países poseen menos deuda pública en relación al tamaño de su economía: Dinamarca, Rumanía, Lituania, Bulgaria, Luxemburgo y, finalmente, Estonia, con tan solo un 9,7% del PIB.

Lukáš Kovanda, foto: YouTube / Roklen24
Aunque muchos economistas atribuyen a las medidas de austeridad la mayor parte de la responsabilidad en el escaso crecimiento del PIB en Chequia durante los últimos años, lo cierto es que los recortes presupuestarios puestos en marcha por los gabinetes de Jan Fischer y Petr Nečas contribuyeron a que el país tenga ahora una deuda externa moderadamente baja.

La precaución presupuestaria ha sido continuada en cierta medida por el gobierno de coalición liderado por el socialdemócrata Bohuslav Sobotka, con lo que junto al retorno del crecimiento económico, ha conllevado nuevas reducciones de la deuda.

Entre las políticas que han llevado a una deuda tan relativamente baja se encuentran los altos gravámenes sociales, los segundos más altos de Europa después de los franceses, explica el economista Lukáš Kovanda, de la compañía Roklen.


El tratado de libre comercio UE-EEUU haría crecer los sueldos en Chequia

El tratado de libre comercio que se propone firmar al Unión Europea con Estados Unidos tendría impactos positivos en la economía checa. Así lo confirma un estudio realizado recientemente por el Ministerio de Industria y Comercio.

Foto: athewma / FreeImages
El Producto Interno Bruto y los salarios reales en Chequia podrían crecer a largo plazo hasta en un 0,7% y 0,76%, respectivamente, después de firmado el tratado de libre comercio entre la UE y EEUU. Así lo pronostica el cálculo más optimista del estudio realizado por el Ministerio de Industria y Comercio en cuanto a los impactos de dicho documento sobre la economía de este país.

El análisis supone cuatro variantes de desarrollo y todas son positivas. La variante idónea supone la anulación total de los derechos de aduana y la consecuente reducción del 20% de los costes.

Estados Unidos representan el mayor mercado para exportadores checos fuera de la Unión Europea. El estudio resalta que el mencionado acuerdo ofrecería a las empresas nacionales nuevas posibilidades que se reflejarían en el aumento del volumen de las exportaciones anuales, sobre todo en los sectores de la industria procesadora, farmacéutica, medios de transporte y maquinaria.


La ciudad de Tomáš Baťa trata de revivir el oficio de zapatero tradicional

El arte de la fabricación del calzado tradicional está desapareciendo lentamente en la República Checa. La ciudad de Zlín, íntimamente vinculada con el magnate del calzado Tomáš Baťa, trata ahora de revivir la tradición. La escuela local decomercio y artesanía espera abrir una clase en el otoño.

Foto: Veronika Hlaváčová, ČRo
La historia de Zlín es inseparable de la de la empresa de calzado fundada en 1984 por Tomáš Baťa y que con el tiempo se convirtió en la principal multinacional checoslovaca. Hasta el día de hoy Baťa sirve de un ejemplo sobre ética empresarial y se sigue señalando con orgullo los bloques de viviendas funcionalistas que el magnate construyó para sus empleados.

Sin embargo, en las últimas dos décadas la famosa historia del zapato de la ciudad se ha convertido en sólo eso: una cosa del pasado. La Escuela Secundaria de Zlín de Artes y Oficios, que a finales del siglo XX había producido más de un centenar de zapateros al año, lleva más de 13 años sin dar a luz nuevas promociones de zapateros. La especialidad desapareció simplemente debido a la falta de interés.

palabra clave:
audio